Una red viguesa conecta a mujeres turistas y locales para organizar viajes

Cuando comenzó hace poco más de un año solo ofertaba cinco ciudades, ahora está presente en 16, ocho internacionales


vigo / la voz

Según cuenta la historia, en 1871 el misionero escocés David Livingstone llevaba desaparecido cerca de cinco años en el corazón de África cuando el explorador Henry Stanley lo encontró en una pequeña aldea en la actual Tanzania. Al producirse este repentino encuentro, cuentan que Stanley pronunció la famosa frase: «¿Doctor Livingstone, supongo?». La plataforma viguesa Miss Livingstone, que conecta a mujeres viajeras con otras locales, debe su nombre a esta historia.

Su creadora y directora, Mónica Vázquez (Vigo, 1982), cuenta que la idea surgió de una necesidad personal. Acostumbrada a viajar a lugares donde tiene amigos o amigos de amigos, le echaba para atrás ir a sitios donde no conocía a nadie. «Quería cubrir esa carencia con una plataforma que permita conocer a fondo distintos destinos de la mano de quien está ahí a diario», explica.

Así nació hace poco más de un año esta comunidad que conecta a mujeres de forma gratuita, fomentando la sinergia y la colaboración social. «Lo que hacemos es dar inspiración a otras mujeres para salir de su zona de confort y compartir experiencias», comenta su creadora. De esta forma se facilita el contacto entre mujeres y se impulsa el hermanamiento femenino a través del turismo. La plataforma tiene una parte de acción social, al final de cada viaje se invita a las usuarias a colaborar con un proyecto local a través de un donativo.

El funcionamiento de la plataforma es sencillo. A través de la página web, una Miss Living, que es una mujer viajera, se puede poner en contacto con una Miss Livingstone, la local. La primera manda un mensaje a la otra con las dudas que tenga y esta se las soluciona y le prepara un itinerario. Cuando Miss Living llega a su destino se produce un encuentro entre ambas y se le entrega el recorrido. «A través de ese itinerario y de esa persona de referencia tienen otro tipo de viaje, otro tipo de vivencia», asegura Mónica Vázquez. Finalmente, cuando la viajera vuelve se le invita a hacer el donativo, que puede ser de cualquier cuantía, al colectivo social con el que se colabora en la ciudad. «Es la forma de obtener un impacto positivo en el destino, es lo que llamamos viaje social», afirma Mónica.

Por ahora la plataforma solo permite el contacto entre viajera y local, pero se espera que en un futuro también haya perfiles públicos de mujeres Miss Livingstone en los que se puedan añadir valoraciones o compartir experiencias. Una incorporación que ayudaría a que la visitante se sintiese más segura.

En cuanto a los destinos, cuando se lanzó la plataforma en mayo del 2016 solo había cinco ciudades con mujeres Miss Livingstone. Eran Vigo, Santiago de Compostela, Las Palmas de Gran Canaria, Pamplona y Madrid. Actualmente ya hay 16 destinos, la mitad internacionales. A los nacionales se han incorporado Barcelona, Gijón y Tenerife. Entre los internacionales se encuentran Cork (Irlanda), Colonia y Munich (Alemania), Roma (Italia), Guayaquil (Ecuador), San Lorenzo (Puerto Rico), San Rafael (Argentina) y Villanueva (Guatemala). Vázquez afirma que fuera de España está funcionando muy bien. «En Latinoamerica está habiendo un bum a nivel del colectivo femenino, están trabajando mucho por la independencia, la igualdad de género y eso se está notando», asegura la directora de la plataforma. Otro motivo, explica Mónica, es que la mujer española parece estar menos acostumbrada a viajar sola. «No tienen tan interiorizado eso de salir por ahí a la aventura», dice. Eso sí, también aclara que la comunidad no es solo para mujeres que viajen sin acompañantes. El objetivo es «incentivarlas a salir de su zona de confort, independientemente de si lo hacen solas o con amigas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Una red viguesa conecta a mujeres turistas y locales para organizar viajes