Reconocen la dependencia cuatro años después de haber fallecido

El juzgado obliga a la Xunta a abonar los 7.300 euros que le corresponden


vigo / la voz

Los allegados de una mujer con elevado grado de dependencia cobrarán la ayuda que les corresponde por ley una vez que ya ha fallecido. El juzgado de lo contencioso administrativo número 2 de Vigo les acaba de dar la razón en una reciente sentencia. La Xunta se amparaba en no haber recibido toda la documentación necesaria para poder pagar el dinero que les correspondía. Fue después de un procedimiento lleno de esperas y requerimientos de documentación que fueron retrasando el reconocimiento del derecho de los solicitantes.

Sin embargo, durante el juicio pudieron demostrar que cumplimentaron con el envío de toda la documentación requerida, dejando sin argumentos a la Consellería de Traballo e Benestar. La mujer tenía reconocida una situación de dependencia desde el año 2011. Sin embargo, la mujer falleció en 2013, transcurridos más de dos años desde el reconocimiento de dicha situación de dependencia.

Archivo

La administración autonómica había archivado la solicitud del reconocimiento de las prestaciones de los solicitantes fallecidos durante la tramitación del procedimiento de reconocimiento de la situación de dependencia. Se fundamentaba en el incumplimiento de un plazo de diez días hábiles para presentar justificantes de pago del servicio de ayuda en el hogar o certificaciones bancarias debidamente identificados, sellados y firmados por la persona usuaria o su representante.

La Xunta dio por no presentada la documentación requerida y los solicitantes se quedaron sin recibir las ayudas. Pero sí consta a través del servicio de Correos un escrito adjuntando la declaración de la renta requerida y un certificado empresarial acreditando el abono de las facturas solicitadas. «La documentación aportada por la parte actora se ajusta estrictamente a la establecida», señala la sentencia. Se aportaron facturas con el sello de la entidad y además un certificado de la responsable de la empresa que prestó el servicio de ayuda a domicilio, según informan desde el despacho de abogados Míguez Soto, que defendió a los demandantes.

«Debe estimarse la demanda, ya que la parte actora cumplió con la finalidad del trámite de subsanación, aportó la documentación de carácter preceptivo dentro del plazo concedido, antes de que se la tuviese por desistida y ello convierte en anulable el acto recurrido», dicta el magistrado del juzgado de lo contencioso.

Por tal motivo se condena a la Xunta al abono de 7.297 euros, correspondientes a la prestación vinculada al servicio de ayuda en el hogar que tenía reconocida la madre de la demandante, después de haber transcurrido más de seis años desde que le reconocieran la dependencia.

Falleció dos años después de ser reconocida su situación y nunca recibió un euro

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Reconocen la dependencia cuatro años después de haber fallecido