La Universidad impulsa un concurso de ideas para llevar el Campus do Mar a la ETEA

Abre el plazo para contratar el proyecto de rehabilitación del edificio Faraday, cuyo coste se fija en 3,1 millones de euros

.

vigo / lavoz

Después de años atascado, el proyecto del Campus do Mar empieza a coger carrerilla. Con el anuncio de contratación del proyecto de obra para rehabilitar el edificio Faraday, la Universidad activa definitivamente el desembarco en la ETEA. Para incentivar la presentación del mayor número de diseños ha instaurado de tres premios a las ofertas mejor valoradas por importe de 10.000, 7.000 y 3.000 euros, respectivamente.

El pliego de prescripciones técnicas, cuyo anuncio se publicó ayer en el Diario Oficial de Galicia, deja claro que la recuperación de parte de las antiguas instalaciones militares, implica mucho más que la rehabilitación de un edificio histórico. «Significa tamén a valorización dunha zona abandonada de forte vinculación co mar», dice el citado pliego.

El presupuesto total de los trabajos se cifra en 3.095.785 euros, IVA incluido. Las propuestas que superen dicha cantidad serán rechazadas. Por su parte, a la redacción del proyecto se destinan 202.070 euros, cantidad que incluye la dirección de obra.

En cuanto al diseño, la Universidad es clara en su lista de necesidades. Busca espacios polivalentes y versátiles que permitan el máximo aprovechamiento de los mismos y hagan visible la presencia de la entidad docente en la ciudad. Así, la futura sede del Campus do Mar tendrá que contar con zonas destinadas a organización de cursos y seminarios, laboratorios, espacios de reunión y coworking que faciliten la I+D y el intercambio con el ámbito empresarial, sala polivalente de difusión científica y cafetería. En definitiva, el edificio debe ser capaz de adaptarse con facilidad a los cambios que requieran las líneas de investigación. El solar sobre el que se asienta el inmueble tiene una superficie de 115.049 metros cuadrados.

Un aspecto que se valorará expresamente será la apuesta por la sostenibilidad. «Este esforzo de deseño débese encamiñar á execución dun edificio de consumo enerxético case nulo», se pide en el pliego.

El plazo para la redacción del proyecto será de un mes en el caso del proyecto básico y de tres para el de ejecución, contados a partir de la firma del contrato.

El Campus do Mar aspira a ser el dinamizador de una red transfronteriza e integrada de investigación, docencia y transferencia de tecnología que, entre otros fines, persigue formar a los mejores investigadores en el ámbito de las ciencias del mar, proporcionar a la industria herramientas para mejorar su competitividad en un mundo globalizado y generar investigación de calidad e impacto internacional. En esa tarea, que lidera la Universidad de Vigo, participan también las universidades de Santiago y A Coruña, el CSIC y el IEO.

Votación
4 votos
Comentarios

La Universidad impulsa un concurso de ideas para llevar el Campus do Mar a la ETEA