El Rápido ya mira hacia el futuro

m. v. f. VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

lof

El presidente del club, Manuel Seoane, analiza las claves del primer proyecto boucense en Segunda B

28 jun 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Todavía es momento de celebrar para el Rápido de Bouzas, pero también de pensar en el futuro. En la primera temporada en Segunda B que van a afrontar en su historia. «Las vamos a pasar canutas», dice un Manuel Seoane -presidente del club-, que no siente vértigo por el ascenso, pero sí preocupación «porque si no sería un loco». En cualquier caso, trabaja desde ya para planificar el que tiene que ser un curso para disfrutar.

El primer peldaño pasa por el entrenador. Aunque Patxi Salinas ha dejado entrever que no seguirá, Seoane no lo ve de esa manera. «Creo que lo está pensando. Le pedí al director deportivo que no le comente nada, que él es como un pastor alemán y hay que dejarle solo para que piense», señala. Se vaya o se quede, añade, es y será de la casa. «Igual nos va mal y vuelve a salvarnos el año que viene. Quién sabe», dice.

Los dos han mantenido siempre una relación de amor-odio. «No es fácil trabajar con él y él contará que no lo es trabajar conmigo. Mi mujer dice que somos dos toros y chocamos», revela. Reconoce momentos de fricción por la gran ambición de Salinas, que le llevaba a pedir cosas que no se le podían dar. «Te decía: ‘Entonces me voy’. Y yo: ‘Pues vete, te pongo en la calle’. De nuevo él: ‘No tienes huevos’. Y a la media estábamos tomando una cerveza. Nos respetamos mucho».