¡Lo que daría por una victoria del Rápido de Bouzas!

El hermano del entrenador alaba el trabajo del equipo vigués antes del partido por el ascenso


Julio Salinas

¡Lo que daría yo por una victoria del Rápido de Bouzas este domingo! Sería una ilusión terrible. El premio más importante para una plantilla por la que casi nadie apostaba y para un entrenador, mi hermano Patxi, del que no puedo estar más orgulloso, pase lo que pase.

El Rápido puede escribir mañana la página más importante de su historia y yo tengo confianza en este equipo. No sé si ganarán o perderán, pero estoy convencido de que voy a salir del campo con la cabeza alta; orgulloso de los chavales y del cuerpo técnico, no tengo dudas de que lo darán todo en el terreno de juego como vienen haciendo toda la temporada. ¿Es difícil? Sí, pero con la confianza tan grande que tienen en sí mismos, con la mentalidad y la ilusión que desbordan, cuentan con mucho a su favor.

Cuando veo a mi hermano, lo noto ilusionado, confiado en que se puede conseguir el ascenso porque él, además, es de los pocos que ha confiado en el equipo desde el primer día. Él veía que el vestuario, aunque tenía carencias y era una plantilla corta, podía hacer algo grande. A pesar de un montón de lesiones y dificultades, el equipo ha tirado para adelante por creer en sí mismo y con un sistema que se le adapta a la perfección. Los números que tiene no pueden ser casualidad. Si eres el menos goleado, si no has perdido en casa en la fase, eso significa algo. Quiere decir que el equipo cree. Patxi está entusiasmado e ilusionado, ve cómo la ciudad se ha volcado, y eso compensa todo lo que sufres -porque sufres- a lo largo de la temporada.

Cuando alguien me pregunta quién es mi hermano para mí, yo respondo que es mi ídolo, siempre lo ha sido, desde niños. Yo quizás he sido más famoso porque he llegado más lejos en el aspecto futbolístico porque no he tenido su mala suerte con las lesiones, pero Patxi es un líder en todos sitios por los que pasa. Hace grupo, no tiene enemigos, a todo el mundo cae bien. Es capaz de combinar la tensión y la presión con la fiesta. Lo tiene todo. Es mi ídolo por carácter, por intuición, por saber estar. Él canta las verdades con honestidad, y eso muchas veces hay a quien no le gusta.

Realmente creo que ni a Patxi, ni a su cuerpo técnico, ni a sus jugadores hace falta darles ánimos para este domingo. Están supermotivados. Estamos hablando de un equipo que mucha gente consideraba una banda y decía que estaba cogido con pinzas, pero que ha llegado hasta el último duelo. Les he visto entrenar un par de veces y se me caía el alma al suelo al verlos en invierno, lloviendo y pegando el frío, trabajando sobre hierba artificial con otros tres equipos al mismo tiempo. Viendo lo que han vivido estos chavales, está claro que han triunfado porque han tenido una confianza enorme en el grupo; han asimilado y creído en un sistema de juego claro y en ellos mismos. Es imposible aventurar lo que sucederá mañana porque te mides a un Peralada que posiblemente sea el gallo de la categoría, un filial con pedazo de jugadores, pero el Bouzas cuenta con un arma que es ilusión y creencia en lo que hace.

Tras ver el partido de ida, en el que al principio salieron un poco temerosos de un rival que juega muy bien al fútbol, cuando intuyeron que tenían todo perdido, sacaron la raza e incluso merecieron la victoria. La hazaña está hecha, meter 2.000 personas en el campo y que toda la ciudad se vuelque contigo ya es un éxito increíble, pero dar un pasito más sería bestial.

Quedan pocas horas ya para el partido y no creo que mi hermano vaya a necesitar consejo alguno. Sabe mucho más que yo. Lleva muchos años entrenando y ha tenido la suerte de trabajar en el Celta, en el Athletic, y ahora lleva muchas temporadas en equipos como el Ourense, la Gramanet o el Sant Andreu. Clubes en los que hizo un gran trabajo. Patxi, donde ha estado, lo ha hecho siempre fenomenal, pero ha tenido la mala suerte de que después no apostaban por él. Es algo que no entiendo, porque allá por donde ha pasado siempre ha hecho un trabajo increíble y es un tipo que tiene un carácter impresionante, un líder, es un tipo honesto y franco que no tiene ningún enemigo.

Mañana voy al partido, iremos toda la familia, y sufriré como un enano. Me da igual que el Rápido juegue bien o mal. Lo que quiero es que logren un ascenso que se han ganado a base de esfuerzo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

¡Lo que daría por una victoria del Rápido de Bouzas!