Cientos de aspirantes buscan en Vigo una plaza en la enseñanza pública

El instituto Santo Tomás de Freixeiro acoge las oposiciones a profesor de física y química

.

Vigo / la voz

Aspiran a ser profesores, pero hoy son ellos los examinados. Centenares de titulados en fisica o quimica se presentaron hoy en el instituto vigués Santo Tome de Freixeiro a unas oposiciones que marcarán su porvenir. «¿Nervios?, Non para nada, só é unha oposición na que nos xogamos o futuro», confiesa en tono irónico María Cabaleiro. Es la cuarta vez que esta vecina de Muros se presenta a los exámenes en los últimos diez años y en su misma tesitura se encuentran cientos de opositores de todas las edades llegados de distintos puntis de Galicia.

Fueron los momentos previos a la entrada en las aulas cuando el nerviosismo alcanzó su macima expresión. Antes, trataban de controlar la tensión con un sorbo de café, fumando o pulsando entre viejos compañeros de carrera y profesión la preparación de los que hoy son sus rivales. Otros, en cambio preferían dar un último repaso al tema que creían que les iba a tocar.

La voz de uno delos miembros del tribunal corta el barullo reinante en los pasillos del instituto. Era la hora de la verdad. Uno a uno iban entrando en las aulas. Y los que esperaban su turno no aguantaban más. Paseos en círculos, miradas complices entre compañeros, manos temblorosas delatan la importancia de este día para muchos. 

Aunque los más veteranos ya aprendieron a templar los ánimos. «Ya no hay nervios, llevamos tantos años que ya sabemos lo que hay», comentan con aparente tranquilidad y entre risas un grupo de aspirantes que lleva opositando desde el 2005. Otros apelan a la fortuna. Es el caso de Víctor Rodríguez, un opositor de Carballo quelleva varios años compaginando los estudios con su trabajo en colegios privados. «Es cuestión de suerte y que al tribunal le guate cómo defiendes el tema». Pero esa será la segunda parte de la prueba. Antes deben aprobar este primer examen, dividido en dos jornadas, consistente en la resolución de problemas, por un lado; y en el desarrollo de un tema, que tendrá lugar el martes, por otro. 

Pero no todos son expertos. Para algunos es la primera vez que se enfrentan a una reto de este tipo. «Veño a probar, como eu son de Vigo e coincidiu que se fan aquí as probas animeime para entrar nas listas polo menos. Aínda que non puiden preparalas ben porque traballo, teño fillos e fai once anos que rematei a carreira. A ver se teño sorte e cae o tema que mellor preparei», relataba la viguesa de 35 años Marta Álvarez. 

La suerte ya está echada. Algunos saldrán sonrientes, otros decepcionados. Pero la de hoy será para todos una prueba más de la larga carrera por la consecución de una plaza fija en la enseñanza pública de Galicia. 

Votación
1 votos
Comentarios

Cientos de aspirantes buscan en Vigo una plaza en la enseñanza pública