El gobierno municipal se hace con el control total del patronato del Marco

El equipo de Caballero pasa de tener 3 representantes a 8 que ya no elige el pleno


vigo / la voz

Tal como se apuntaba en este diario el pasado mes de abril, el Concello de Vigo se ha hecho con el control absoluto del patronato del Marco. En la reunión celebrada ayer, a la que no acudió el representante del Ministerio de Cultura, se acordó aumentar el número de vocales en el organismo rector del Museo de Arte Contemporánea de Vigo. Hasta ahora el patronato tenía cuatro representantes del Concello de Vigo designados por el pleno, que daban tres miembros del grupos socialista y uno del popular; dos, de la Xunta de Galicia; uno, del Ministerio de Cultura; y un miembro de honor, que era y es Carlota Álvarez Basso. Desde ayer, el órgano que decide las directrices del Marco está compuesto por ocho representantes del Concello de Vigo, pero ya no elegidos por el pleno sino por la junta de gobierno, es decir, directamente por Abel Caballero; dos, de la Xunta; uno, del Ministerio de Cultura; y dos miembros de honor, la mencionada primera directora del museo y otra persona que elegirá el propio patronato.

Desde hace unos años, el Concello de Vigo es el principal aportador de fondos económicos al patronato, lo que le ha permitido ahora realizar la modificación pertinente en el artículo 16 de sus estatutos, el relacionado con los vocales.

El Partido Popular ha calificado este cambio como un golpe de Estado dirigido por Caballero «para hacer con él lo que le dé la gana». La concejala popular Teresa Egerique añade que esta modificación estatutaria solo beneficia al alcalde y no al museo, que según ella, sigue ahogándose y sin un nuevo director que esté preparado para sustituir a Iñaki Martínez Antelo.

Abel Caballero ya había anunciado, aunque de una forma velada, este movimiento cuando emplazó a la prensa a que estudiara los estatutos. Desde hace unos años, las arcas municipal aportan el 76 % del presupuesto total del patronato, lo que le permite realizar la modificación del número de vocales, apoyándose en los propios estatutos. «Un máximo de nove vocais designados/as polas entidades fundadoras en atención o seu compromiso estable coa Fundación e en función da súa achega», dice el mencionado artículo. El Concello aporta 605.000 euros anuales, la Xunta 100.000 y el Ministerio de Cultura, 35.000 euros.

Ahora, con esta nueva composición, el alcalde podrá nombrar director del Marco a quien estime oportuno sin tener que convocar ningún concurso público, como se había reclamado desde distintos sectores del ámbito artístico y cultural. Simplemente tiene que apoyarse en el punto dos del artículo 20, que dice: «Para o nomeamento ou cese do director será necesario ter como mínimo un acordo das 2/3 partes do Padroado». Esa proporción la consigue el grupo socialista con sus ocho representantes más el nuevo miembro de honor, que será elegido por la mayoría del patronato.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El gobierno municipal se hace con el control total del patronato del Marco