El refuerzo de cláusulas suelo tramita ya demandas pero sin material

alejandro martínez VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

M. MORALEJO

El anexo que atenderá los abusos bancarios aún carece de buzón propio en Lexnet

13 jun 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El juzgado de refuerzo para los casos de abusos bancarios comenzó ayer a tramitar demandas pero de una forma muy limitada debido a la falta de medios que sigue padeciendo desde su constitución el 1 de junio. Las dependencias ubicadas en el edificio de la zona alta del Casco Vello, donde se encuentra el servicio común de notificaciones y embargos, continúan sin teléfono ni fax ni material de oficina para los funcionarios como carpetas, bolígrafos, grapadoras, etc.

La secretaria del juzgado de primera instancia número 14 solo pudo comenzar a examinar el centenar de demandas presentadas este mes y que estuvieron bloqueadas en la oficina de reparto. Su trabajo no pudo llegar mucho más allá, al no disponer de la herramienta informática que se necesita para poder notificar los casos a las partes.

Este juzgado de refuerzo carece aún de buzón propio en el sistema Lexnet, el procedimiento de gestión de notificaciones telemáticas desde los juzgados a los profesionales de la justicia. Hasta que no se adapte esta aplicación, la letrada de administración de justicia solo podrá empezar a valorar las demandas presentadas.

El sindicato Alternativas Na Xustiza CUT demanda más medios para este juzgado para que pueda prestar una respuesta eficaz a los demandantes por abusos bancarios.

El número de denuncias creció como una bola de nieve hasta llegar al centenar el pasado viernes. Las han presentado abogados de hipotecados de toda la provincia, que solicitan la devolución del dinero cobrado de más. La cifra irá en aumento.

Avalancha

Una vez que el refuerzo del juzgado empiece a trabajar sin las carencias de la actualidad, al menos hay tres conocidos bufetes de abogados de Vigo que van a presentar una gran cantidad de pleitos, manifestaron fuentes judiciales.

El portavoz sindical, Pablo Valeiras, criticó la «improvisación absoluta» por parte de la administración y responsabiliza al Ministerio de Justicia, «que dijo que iba a poner medios y al final puso un juzgado bis y sin secretario».

Al mismo tiempo, puso en duda de que tres funcionarios puedan atender todas las demandas que se esperan a lo largo de los próximos meses. De continuar con el ritmo actual de pleitos presentados, se prevé que a final de año el juzgado de refuerzo tenga más número de casos pendientes que cualquier juzgado de Galicia de primera instancia. Por este motivo, desde la agrupación sindical se estima que sería necesario dos funcionarios más para poder atender todo el trabajo burocrático que se espera cuando comience a engrosarse la lista de demandas. Hasta el próximo mes de septiembre no está previsto que la jueza a la que se ha asignado el juzgado de refuerzo comience a celebrar los primeros juicios.