Los bufetes preparan un aluvión de demandas de cláusulas suelo en Vigo

Procuradores de toda la provincia enviaron ayer los primeros pleitos a la sala exclusiva


vigo / la voz

El juzgado de refuerzo especializado en demandas de cláusulas suelo de la provincia de Pontevedra, con sede en Vigo, comenzó ayer a registrar la entrada de los primeros litigios. El número exacto de demandas se conocerá hoy, cuando el ordenador permita el acceso a la lista del correo electrónico de la oficina de reparto. El juez decano, Germán Serrano, estaba ayer a la expectativa respecto a la entrada de casos para evaluar si Vigo recibirá una avalancha de pleitos. Calcula que los primeros juicios comenzarán a finales de julio o septiembre.

Un indicio de que habrá aluvión es que varios despachos de Vigo prevén enviar centenares de litigios de forma escalonada en los próximos meses. El grupo ABC presentará 400 demandas de hipotecados de la provincia de Pontevedra en los próximos cuatro meses, salvo agosto.

El bufete Asesority estima que moverá otros 50 litigios en los próximos dos meses, a demanda por día, algo que ya hacen desde hace tiempo. «Dejaremos para después del verano las más complejas», dice el abogado David Alfaya. «Es un volumen importante para el despacho, causado por la actitud de los bancos de no devolver el dinero o de proponer cantidades ridículas», dice este experto en abusos bancarios. También culpa al legislador por no obligar a los bancos a devolver el dinero de la cláusula suelo y limitarse a la obligación de contestar en tres meses.

Por su parte, el despacho de Óscar Arce anticipa «un volumen grande» de casos que entregará progresivamente. Incluye otros litigios para reclamar los gastos de gestión y notaría. Además, grandes bufetes virtuales como Reclamador.es llevan meses captando a clientes y tramitando este tipo de pleitos.

Un procurador vigués consultado tenía previsto enviar ayer tres litigios de cláusulas suelo a través del sistema de correo electrónico judicial LexNet en el primer día de funcionamiento del juzgado de refuerzo. Aunque la cifra no parece muy alta, hay que tener en cuenta que el miércoles solo se presentaron cinco pleitos de este tipo en Vigo. Entre enero y junio solo llegaron 300 demandas pero podrían acumularse un millar o más a finales de año.

Un tribunal que se estrena «in extremis» y que carece de despachos para el personal

La puesta en funcionamiento del juzgado de refuerzo de Vigo se ha logrado in extremis al conseguir montar todo el equipo del tribunal justo antes de que arrancase el día 1. La sede del nuevo tribunal de cláusulas suelo está situada en el Casco Vello, alejada 2,5 kilómetros de distancia del resto de los juzgados pero el juez decano de Vigo, Germán Serrano, confirmó ayer que se va a instalar una sala de vistas en ese inmueble para evitar que la magistrada se desplace en coche a la calle Lalín. «Hay un colchón de tiempo para construirla antes de que empiecen los juicios», dice.

El refuerzo compartirá espacio con la oficina de embargos, dirigida por el letrado judicial Fernando Varela, quien compagina los dos cargos. Los tres funcionarios de la Xunta se incorporarán el próximo martes pero tanto ellos como la jueza carecen de despachos ni mesas para trabajar. Fernando Varela confía en que la colocación del mobiliario y la habilitación de esos nuevos espacios empiece a tomar forma la próxima semana. Hubo unos trabajos previos de adecentamiento.

Por otro lado, la Xunta indicó que a las 7.45 horas de ayer activó en el sistema de gestión procesal Minerva la funcionalidad de reparto que solicitó la oficina de Registro de Vigo para su entrada en funcionamiento el día 1 de junio. Un ordenador asignará automáticamente todos los procedimientos relativos a las cláusulas suelo al juzgado de primera instancia número 14, que a su vez lo desdoblará a su refuerzo. La Xunta confirmó la entrada en funcionamiento de esta funcionalidad por teléfono y por escrito a la letrada de la oficina.

Este sistema de asignación directa y automática de litigios a la sala exclusiva necesita una clave específica que será probada hoy.

La jueza de refuerzo inicia su trabajo

La jueza Lara Ferradás tomó ayer posesión del cargo como responsable del refuerzo del juzgado de primera instancia número 14 de Vigo. Su misión será resolver centenares de demandas relacionadas con las condiciones generales incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarios cuyo prestatario sea una persona física. A efectos prácticos, será un juzgado bis porque ya está nombrado su letrado judicial, Fernando Varela, que también dirige la oficina del Servicio Común de Notificaciones y Embargos de Vigo. Lara Ferradás es ourensana y ejerce como jueza en prácticas desde septiembre tras salir de la escuela judicial. Recibió formación específica en Madrid a cargo del Poder Judicial (CGPJ). Las salas de Ourense y Lugo empezarán en unos días.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los bufetes preparan un aluvión de demandas de cláusulas suelo en Vigo