Dependencias de los juzgados de Vigo se convierten en vertederos

e. v. pita VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

La falta de espacio en los archivos sigue sin solución tras el papel cero y el expurgo

23 may 2017 . Actualizado a las 08:30 h.

La puesta en marcha del expurgo de expedientes judiciales antiguos y la implantación de proyectos piloto para eliminar el papel no han impedido que los tomos de los pleitos y las pruebas de cargo para juicios sean apilados en los pasillos y los aseos de los juzgados. Toda la superficie útil está agotada y pasarán varios años hasta que se inaugure la Cidade da Xustiza, que se prevé construir en la torre del Xeral. Y, por el momento, solo un juzgado de Vigo cumple los objetivos de papel cero y no imprime nada.

El sindicato Alternativas na Xustiza-CUT reconoce que el voluntarismo de los funcionarios y de los empleados de la contrata de mantenimiento ha impedido que el edificio judicial se haya convertido en un estercolero o un vertedero. Decenas de expedientes, que ya no están vivos, se apilan bajo las mesas de los funcionarios o en los pasillos mientras que las piezas de convicción (que sirven para incriminar a los acusados en un juicio) se amontonan en los aseos de los juzgados o en cuartos de ocho metros cuadrados en los sótanos.

Son expedientes antiguos que ya no tramitan ni gestionan y que deberían estar en las oficinas sino almacenados en un archivo definitivo. Mientras los operadores no vienen a cargarlos para su traslado, se amontonan en cajas a lo largo de los pasillos, arrimados a las paredes y a cuadros eléctricos o cerca de las puertas de los ascensores.