Las cámaras de una gasolinera, clave en el crimen de Ana Enjamio

La jueza interrogó ayer a ocho testigos incluyendo al 061, vecinos y policías


vigo / la voz

La jueza sustituta de violencia sobre la mujer de Vigo interrogó ayer a ocho testigos en la investigación del asesinato de la ingeniera Ana Enjamio, de 25 años, en su portal de la avenida de Madrid a las 5.00 horas del 17 de diciembre. Entre los testigos que declararon ayer había vecinos, amigos, el gerente de una gasolinera, dos policías de la brigada de Homicidios y una doctora del 061 que estaba citada. La idea era que aportaron pistas sobre la hora del crimen.

La primera ronda de interrogatorios empezó ayer pasadas las 9.00 horas y concluyó casi a las 14.00. Están previstas nuevas sesiones con más testigos.

Una gasolinera de la avenida de Madrid que entregó a la policía las grabaciones de sus cámaras es clave si sitúa esa noche el paso de un coche o persona de gran interés para el caso.

Las pesquisas se centraron ayer en esclarecer la hora exacta a la que la joven llegó a su casa tras dejarla dos compañeras de trabajo que la acercaron en coche a su portal. También se apeó un colega que vivía cerca. Las amigas continuaron viaje. El paso del coche podría haber sido captado por las cámaras de una gasolinera situada unos metros más abajo de la estación de autobuses y por donde tenía que pasar obligatoriamente cualquier turismo que pasase por el portal del edificio de Enjamio. La gasolinera estaba cerrada por la noche pero las cámaras funcionan las 24 horas, motivo por el que la Policía se llevó las imágenes.

La hora a la que pasó el coche de las amigas por la gasolinera fijaría con exactitud el momento en que dejaron sola a la chica.

Este punto aclararía la laguna temporal de casi una hora de diferencia entre el momento en que la joven y sus amigas abandonan el pub donde terminó su fiesta de empresa y el instante en que fue asesinada con 20 cuchilladas. Es posible que la joven quedase unos minutos de charla con el compañero que se apeó con ella y luego él se marchó a casa.

Las cámaras de la gasolinera también habrían podido captar el coche del principal sospechoso, César Adrio, compañero de trabajo y mentor de Ana con la que tuvo una breve relación. La ruta le quedaba alejada de su casa, en Candeán. Fuentes cercanas al caso insisten en la necesidad de guardar silencio para no contaminar al jurado.

Una médico del 061 fue citada ayer para testificar pero la llamaron varias veces sin comparecer. Atendió a Adrio de sus autolesiones dos días después del crimen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Las cámaras de una gasolinera, clave en el crimen de Ana Enjamio