Piden 110 días de trabajos sociales para un padre por pegar a su hija adolescente

La Fiscalía acusa al progenitor golpeó en la espalda a la menor delante de su instituto y otro día le dio un puñetazo en la cama


vigo / la voz

Un padre fue juzgado ayer por, supuestamente, agredir en dos ocasiones a su hija adolescente tras mantener sendas discusiones con ella. El progenitor se declaró inocente en una vista que se celebró en el juzgado de lo penal número 3 de Vigo. La Fiscalía pide que el implicado cumpla un total de 110 jornadas de trabajos en beneficio de la comunidad por dos delitos de maltratos en el ámbito familiar e indemnice a su hija con 30 euros por las contusiones que le causó.

Los hechos se remontan a mayo del 2016 cuando el implicado abroncó a su hija en el exterior de su instituto en Gondomar. El hombre, supuestamente, se dirigió hacia la menor de edad, con la que convivía por entonces, y tras una discusión, el acusado la empujó fuertemente y la golpeó en la espalda. En aquella ocasión, no se apreciaron lesiones.

Pasados unos meses, a las cinco de la madrugada del 21 de agosto, hubo una nueva discusión entre padre e hija. Según la Fiscalía, el hombre tiró a su hija encima de la cama y le dio un puñetazo en la cara.

Asistencia médica

A consecuencia de la segunda agresión, la niña sufrió un contusión malar izquierda y precisó acudir a un médico para que le prestase asistencia clínica. Tardó un día en curarse.

La Fiscalía considera que está ante dos casos de violencia doméstica hacia personas dependientes del agresor por su edad. Por ello, pidió que el padre cumpla 45 días de trabajos sociales por la agresión del instituto y si no va a dichas jornadas tenga que pasar medio año en prisión. Por el segundo delito, el Ministerio Público propuso 75 días de trabajos sociales y si se niega a realizarlos, 9 meses de cárcel.

Además, el fiscal propuso un total de cuatro años de alejamiento de la menor, a la que no podrá acercarse en una distancia de 300 metros de su domicilio o del lugar donde se encuentre. Y reclama que el acusado no pueda tener o portar armas en seis años.

Tras oír el alegato del acusado y las peticiones de la Fiscalía, la jueza de lo penal número 3 de Vigo dejó el caso visto para sentencia.

Votación
5 votos
Comentarios

Piden 110 días de trabajos sociales para un padre por pegar a su hija adolescente