Un padre lleva siete meses en la cárcel por no pagar la pensión a sus dos hijas

El acusado debe 90.000 euros desde el 2009 pero alega que es insolvente y suma ya cuatro condenas por abandono de familia


vigo / la voz

El progenitor N.A.V. lleva siete meses ingresado en prisión tras ser condenado tres veces por impago de la pensión alimenticia de sus dos hijas, ahora estudiantes. El acusado fue condenado ayer por cuarta vez tras declararse culpable de un nuevo impago en una vista por conformidad celebrada ayer en el juzgado de lo penal número 1 de Vigo.

El implicado reconoció que no había abonado 22.460 euros a su progenie desde septiembre del 2013 a agosto del 2015 y aceptó otros siete meses y quince días de prisión. Pidió la suspensión de la ejecución de la pena a cambio de hacer 45 días de trabajos sociales y abonar 200 euros mensuales a sus familiares durante cinco años.

El implicado fue condenado anteriormente tres veces en los años 2011 y 2014 por impago de la pensión. Según la acusación, debe 90.000 euros a sus hijas desde el 2009. «Ellas pasaron mil penurias, tienen que finalizar sus estudios y no tienen dinero», dijeron ayer fuentes cercanas al caso.

En la sentencia de divorcio del 2007, el padre se comprometió a pagar casi mil euros al mes pero en todos estos años solo ha hecho efectivos 3.000 euros en total, según la parte denunciante. Las dos primeras condenas le obligaron a realizar trabajos en beneficio de la comunidad a condición de suspenderle la pena de cárcel pero incumplió ambas sentencias y no se presentó en su puesto. Al ser reincidente, en la tercera condena ya no pudo eludir la prisión e ingresó en A Lama. La policía lo escoltó ayer esposado al juicio.

Se trata de un comercial de distribución de bebidas, de unos 60 años, que tras el divorcio se volvió a casar. Alega que, con la crisis, se quedó sin ingresos y se declaró insolvente. Incluso quiso modificar a la baja la cuantía de la pensión en los tribunales de familia pero la Audiencia se lo denegó al considerar que sí disponía de ingresos. Sus hijas tienen claro que no quiere pagar. Las denunciantes contaron con la ayuda de un detective privado que, según fuentes del caso, probó que el padre sí tenía capacidad económica.

La Fiscalía nunca le había acusado hasta ahora porque no le consta que el acusado tenga capacidad económica para abonar las pensiones y eso no constituye un delito. Sin embargo, en la vista de ayer, el Ministerio Público cambió de opinión y se sumó a la petición de la acusación particular.

Todo apunta a que el implicado saldrá en breve de la cárcel pero volverá si no paga nada.

Suma 4 condenas y alega que carece de dinero pero un detective probó que disponía de fondos

Votación
1 votos
Comentarios

Un padre lleva siete meses en la cárcel por no pagar la pensión a sus dos hijas