Una fórmula para evitar juicios

La mediación gana adeptos pese a que Vigo carece de convenio con el Colegio de Abogados


vigo / la voz

La Audiencia Provincial celebró ayer una vista por conformidad cuyo acuerdo se fraguó con un proceso de mediación, el primero de tipo penal en Vigo. En Vigo no hay un convenio entre la Justicia y el Colegio de Abogados para hacer mediaciones, a diferencia de Santiago y A Coruña que sí lo tienen. «Empezar por un caso penal tan complejo es como haber empezado la casa por el tejado», dijo ayer el abogado Xosé Lois Valcárcel a la salida del acuerdo por un atropello mortal que requirió un pacto entre la Fiscalía, la acusación particular y los cuatro encausados.

¿Qué es la mediación?

Es un proceso voluntario en el que las partes involucradas en un conflicto trabajan con un profesional imparcial, el mediador, para generar sus propias soluciones y resolver sus diferencias. No hay ganadores ni perdedores, lo que se busca es resolver un conflicto. «Se usó durante muchos siglos y se olvidó. Es saber escuchar», dice la abogada Ana Saraiba.

¿Para qué sirve?

Es más barato que un juicio o un arbitraje. Ahorra los gastos de un largo proceso en los tribunales. El abogado Xosé Lois Valcárcel lo valida: «La mediación [de ayer] ahorró mucho dinero al erario público en dietas de comida y pernocta de los miembros del jurado». La abogada Ana Saraiba, de la Asociación Gallega de Derecho Colaborativo, recalca que «es una herramienta que evita que dos partes vayan a juicio y que se colapsen los tribunales. Además, ayuda a la paz social. No es una herramienta mágica pero es muy útil».

¿Cómo funciona?

El psicólogo Antón Calleja, de Mediación en Vigo, señala que algunos jueces, cuando se trata de mediación intrajudicial, derivan casos al servicio de mediación familiar de La Gota de Leche de Vigo. En algunas ciudades los jueces dan esa opción y es voluntaria. Los interesados se reúnen en un despacho junto a abogados y psicólogos y su acuerdo es registrado en una escritura pública.

¿En qué casos se usa?

Calleja explica que su clínica suele tratar casos civiles, mercantiles o reclamaciones de divorcios.

¿Por qué Vigo no tiene un convenio de mediación?

La abogada Saraiba considera que el convenio para derivar casos a un mediador requeriría del acuerdo de los colegios de abogados y psicólogos de Vigo, así como del decanato de los juzgados. Para el psicólogo Calleja, «los juristas ven la mediación como una amenaza pero en realidad es la solución de los clientes y es el futuro». Para Saraiba «la mediación no llegará a la ciudad mientras no se implante en la nueva estrategia judicial».

¿Qué actitud se adopta?

Saraiba insiste en que las partes deben tener empatía, hablar, mostrar comunicación positiva, «que la gente se escuche, hay que ponerse en los zapatos del otro y entender por qué una persona actuó así y por qué lo hizo».

¿Cuántos mediadores hay?

En Vigo, unos cien, pero están desperdigados en bufetes que prestan la mediación como un servicio más. Calleja avanza que una decena de mediadores quiere crear una asociación en Vigo.

¿Qué son los círculos de diálogo y proactivos?

En Vigo, Saraiba colaborará en mayo con un círculo de diálogo para mujeres que sufrieron violencia y hablan de su experiencia. Hay grupos de prácticas proactivos y restaurativos para manejar la conflictividad antes y después del juicio. Esta justicia restaurativa no equivale al perdón. El 9 de junio, la asociación gallega organizará en Vigo un espacio abierto de diálogo para difundir la mediación entre el público.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una fórmula para evitar juicios