El Concello puede tomar el control del Marco para nombrar al nuevo director

Los estatutos del museo vinculan el peso en el patronato con la aportación económica, y el Ayuntamiento ya proporciona el 76 % del presupuesto. Antelo se va en noviembre


vigo / la voz

«Lea los estatutos del patronato; yo siempre cumplo los estatutos», contestó el alcalde de Vigo, Abel Caballero, a una periodista que le preguntaba por la convocatoria del concurso público que debería regir la elección del próximo director del Marco a partir de noviembre. Poco antes, el regidor, que también es presidente del patronato de la Fundación Marco, anunciaba una «adecuación» del museo, sin especificar mucho más. «Lo más importante es que esta sala de exposiciones, Museo Marco, está pagada prácticamente en su totalidad por el Concello de Vigo», resaltaba el alcalde, para añadir: «Y tenemos muchas ideas de cómo adecuar esto, porque ya pasaron unos años y ya es el momento de la adecuación; y las tenemos y las vamos a poner en práctica».

Desde que Iñaki Martínez Antelo anunció su marcha del Marco a finales de año, se desataron una serie de rumores y especulaciones sobre el futuro del museo. No pocos estamentos artísticos gallegos y españoles emitieron comunicados advirtiendo sobre la necesidad de mantener la línea profesional del museo, a través de un director que saliera de un concurso público.

Sin embargo, la afirmación de ayer del alcalde sobre quién paga el museo, hace apuntar una solución hacia otras direcciones muy distintas. Cuando se creó la Fundación Marco de Vigo, el Concello contribuía a su presupuesto con un 40 %, pero tras la salida de la Diputación y las antiguas cajas, así como con la disminución de aportaciones de la Xunta y el Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento vigués ha alcanzado el 76 % de los ingresos del presupuesto anual del museo (605.000 euros). Esta circunstancia era recordada ayer por Abel Caballero como un arma que le permitiría modificar la constitución del patronato que rige la fundación. Será tras ese movimiento cuando el alcalde pueda cumplir plenamente los estatutos, que dicen que «para o nomeamento o cese do director/a será necesario ter como mínimo un acordo das 2/3 partes do Padroado». Esta cláusula se cumpliría una vez que se actualice el artículo 16 correspondiente a los vocales. Dice: «Un máximo de nove vocais designados/as polas entidades fundadoras en atención o seu compromiso estable coa Fundación e en función da súa achega».

Abel Caballero también indicó ayer que en la ciudad sobran profesionales que puedan asumir con garantías la dirección del Marco. «En esta ciudad hay profesionales excepcionales para dirigir esto y toda la reconsideración que vamos a hacer sobre el proceso de los museos y salas de exposiciones municipales de la ciudad», señaló el alcalde, que ayer se deshizo en elogios a la labor artística de su antiguo camarada del Partido Comunista Ánxel Huete.

El Marco inició sus trabajos en el 2002 bajo la dirección de Carlota Álvarez Basso. Cuando la viguesa dirigió su labor profesional hacia la capital de España, Iñaki Martínez Antelo, su segundo entonces, asumió la dirección del museo de arte contemporáneo. Ahora, solo el alcalde sabe cuál es el perfil del próximo director, o si el propio Marco experimentará algún cambio brusco.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello puede tomar el control del Marco para nombrar al nuevo director