El estallido de baterías del bus eléctrico causó el incendio en el parque móvil

Un profesor y 3 trabajadores quedaron atrapados y pidieron auxilio por una ventana


vigo / la voz

Al menos cinco personas resultaron intoxicadas ayer en el incendio registrado en una de las naves del parque móvil central de servicios municipales, sito en la calle A Bagunda, en Lavadores. El fuego se originó por la explosión de las baterías del bus eléctrico que el Concello compró hace casi una década para dar servicio a los vecinos del Casco Vello y que ahora era empleado para distribuir al personal municipal. Hasta 20 bomberos de los parques de Teis y Balaídos fueron movilizados para sofocar las llamas.

Entre los intoxicados está un bombero que estaba en el parque móvil y que descubrió el incendio. Inhaló gran cantidad de humo y los sanitarios del 061 le tuvieron que suministrar oxígeno aunque dicha asistencia fue suficiente y no necesitó traslado hospitalario. Otros cuatro afectados son un profesor que impartía un curso de formación de empleo y tres trabajadores municipales que se quedaron acorralados por el humo. Los cuatro atrapados pidieron socorro desde una ventana de la fachada y fueron evacuados por los bomberos, que usaron una autoescalera para subir hasta la primera planta. «Estaban pasando un mal momento», relató un miembro del equipo de rescate. Dos de los empleados municipales fueron trasladados en ambulancia al hospital Povisa.

El 112 también menciona a una niña de tres años intoxicada pero esta información fue desmentida por el Concello y otras fuentes, pues no les consta tal asistencia.

Dos de los intoxicados fueron evacuados al hospital Povisa y otros cinco recibieron asistencia en el mismo lugar del incendio.

Según explicó el Concello, el fuego se originó a las 13.10 horas en el autobús eléctrico estacionado en el parque central. La alarma la dio un bombero municipal y él mismo inició las tareas de extinción del fuego, que quedó totalmente apagado poco después.

El Concello ve como causa más probable la explosión de las baterías del autobús eléctrico, que no llegaron a ocasionar heridos. Eleve a cinco los afectados por la inhalación del humo.

El fuego, además de calcinar el bus eléctrico, también dañó a un todoterreno de la marca Patrol.

Los bomberos se desplegaron por «arriba y abajo» y revisaron los baños, «donde la gente se suele esconder por miedo, pánico o prevención. Vigilamos que nadie se quedase atrás». Inicialmente, se creía que había dos mujeres atrapadas en el baño pero los bomberos no encontraron a nadie.

Almacén de vehículos

El parque móvil se encuentra ubicado en una zona habitada y dotacional. Está cerca de la Escuela Oficial de Idiomas, de la comisaría de la Policía Autonómica, de las viviendas sociales de Rivera Atienza y de un hipermercado, una piscina pública, un colegio y un polígono industrial. El parque móvil también aloja vehículos municipales que son usados para diversas tareas de servicios, tanto de transporte como de limpieza.

Albergó hace años los restos de los coches implicados en el doble homicidio de la calle Jenaro de la Fuente hace una década. Un equipo especial de reconstrucción de accidentes de la Guardia Civil analizó la carrocería destrozada del Citroën AX que ocupaba el matrimonio que fue arrollado por un coche de alta gama que circulaba a gran velocidad en paralelo a otro coche en un pique en Jenaro de la Fuente en el 2008. Los agentes hicieron allí diversas pruebas para resolver el caso.

La nave podía cerrar el lunes porque el calor afectó a la placa

Al lugar se desplazaron varias ambulancias del 061 y se montó un fuerte dispositivo de seguridad en las inmediaciones. Todo el recinto quedó precintado, una vez evacuados los último trabajadores. Las labores de extinción duraron tres horas y los equipos regresaron a base a las 16.00 horas. La duda que surge ahora es si el parque volverá a abrir sus puertas el lunes porque, al parecer, el calor afectó a la placa y podría haber riesgos de desprendimientos en su estructura. El personal está preocupado en relación a este tema porque no saben si podrán ir a trabajar al inicio de la próxima semana por razones de seguridad laboral.

Baterías rajadas

Según algunas fuentes, las autoridades también han abierto una investigación porque las baterías que se recalentaron y explotaron podrían tener daños estructurales previos. Al parecer, una de estos dispositivos de carga eléctrica estaba rajado, un daño imprevisto que ha obligado a hacer pesquisas para aclarar esta circunstancia. En todo caso, la explosión de baterías es un riesgo asociado a los coches eléctricos, una tecnología que hace diez años estaba en pleno desarrollo.

«Menos mal que non pillou á xente nos vestidores, tería sido unha traxedia»

Los trabajadores del parque móvil fueron desalojados de la nave inmediatamente. Algunos tampoco pudieron acceder al recinto, porque estaba prohibido entrar, y se marcharon a casa sin ni siquiera ducharse. «Menos mal que non pillou á xente nos vestidores, moitos poderían quedar atrapados. Se chega a ser más tarde, isto tería sido unha traxedia», comenta un empleado que se acercó ayer por la tarde a curiosear por la zona.

Los empleados creen que en total fueron cinco los intoxicados, incluido el bombero. Tres de ellos habían inhalado bastante humo y el resto volvieron en estado leve a sus casas sin mayores complicaciones.

Una de las circunstancias que evitó que la densa nube de humo hubiese afectado a más personas es que a esa hora no había muchos trabajadores allí. Se da la circunstancia de que hace varias semanas empezó un curso del Plan de Emprego, lo que atrajo a más personas de lo habitual.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El estallido de baterías del bus eléctrico causó el incendio en el parque móvil