6 meses de cárcel por tener en su casa 15 animales amenazados de extinción

Vendía por Internet pitones, cotorras, ranas o yacos protegidos


vigo / la voz

Tenía un minizoo en su casa llena de especies amenazadas, incluidos pitones, ranas, cotorras o yacos. Un vigués que vendía por Internet especies clasificadas en peligro de extinción aceptó ayer medio año de cárcel en una vista por conformidad que se celebró en el juzgado de lo penal número 1 de Vigo. El pacto con el fiscal contempla que no podrá vender mascotas durante dos años ni ejercer cualquier oficio relacionado con los animales.

El implicado había alegado inicialmente que solo había traído de la localidad lusa de Valença do Minho dos ardillas y que, al día siguiente, las autoridades irrumpieron en su casa de Vigo y lo acusaron de un delito contra la fauna. Según el escrito del fiscal, los agentes hallaron 15 animales exóticos en un registro del 2 de febrero del 2016.

Entre estos figuraban tres cotorras capirotadas, ave de la selva amazónica de Brasil, Bolivia y Perú con fama de ser una mascota encantadora. Está en la lista roja como especie casi amenazada.

También hallaron dos cotorras de molina, otros loros sociables de Sudamérica y cuya preocupación por su preservación es menor. Además, había dos yacos o loros grises cuyo estado de conservación está amenazado y en peligro de extinción. Procede de África central. Los agentes también decomisaron dos tortugas con púas, la tercera africana más grande. Habita en las estepas del Sáhara y vive cien años.

A mayores, los investigadores encontraron dos ranas dardo, oriundas de Latinoamérica, así como dos serpientes de pitón albinas, con un riesgo bajo de extinción. Proceden de la India y miden 5 metros. Finalmente, había dos cotorritas del sol, unos loros muy vistosos habituales en Venezuela.

El fiscal sostuvo que dichos ejemplares carecían del correspondiente certificado del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), lo que suponía un delito contra la fauna. Dicho certificado identifica cada ejemplar y ampara su posesión y venta.

La investigación se realizó entre diciembre del 2015 y febrero del 2016. El fiscal concluyó que tenía diversos ejemplares de animales de especies amenazadas incluidas en el anexo B del Reglamento Comunitario Europeo CE 338/97 relativo a la protección de especies de la fauna y flora silvestre mediante el control de su comercio. La acusación recalcó que el dueño tenía en su domicilio de Vigo dichos animales y que además realizaba actividades de comercialización de los mismos a través de su oferta para posterior venta en páginas de Internet.

A todo eso se sumaba que carecía de cualquier autorización administrativa, ni licencia municipal ni el reconocimiento por un zoológico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

6 meses de cárcel por tener en su casa 15 animales amenazados de extinción