El Celta B atropella al Coruxo

Tiró de calidad para golear en el derbi y encadenar su octava victoria consecutiva


vigo / la voz

La apisonadora en la que se ha convertido el Celta B no tuvo contemplación con su vecino. Endosó al Coruxo un 0-4 en O Vao fruto de una efectividad brutal de los de Alejandro Menéndez, capaces de convertir en oro todo lo que tocan para firmar su octava victoria consecutiva. El de ayer comenzó siendo un derbi de manual, con más cautela que fútbol y con el Coruxo llevando la iniciativa, hasta que la calidad individual del Celta B y la precisión céltica salieron a relucir.

Los equipos en racha es lo que tienen. Que con un solo tiro entre los tres palos son capaces de hacer sangre. Lo demostró el Celta en la primera mitad, en la que el trallazo con el que Mera movió el marcador poco antes del descanso fue lo más destacado de un duelo con más ganas que juego.

Rafa Sáez sorprendió al prescindir de sus delanteros centro y colocar a dos excélticos como Mateo y Pedro Vázquez como hombres más adelantados. Eran el as en la manga del técnico para ganar la partida a su exequipo, que salió con toda la artillería para dar continuidad a su liderato, pero que no conseguía encontrarse cómodo en un duelo de respeto, presión alta de los verdes y mucho trabajo oscuro.

La escenografía del primer acto siguió un guion en el que el Coruxo tuvo más iniciativa y posesión, pero sin ser capaz de exprimirlas. Un remate de Iosu al poco del pitido inicial y un tiro de Mateo a dejada de Pedro que se marchó cerca del segundo palo fueron lo más destacado de los anfitriones, que al igual que el filial tenían serios problemas para encontrar la portería rival.

A los de Alejandro Menéndez la sala de máquinas, con Borja Fernández y Gus Ledes, tardó en carburarles, y solo cuando encontraban camino por las bandas, y a toda velocidad, eran capaces de aproximarse a los dominios de Alberto Domínguez.

Llegan los goles

No fue hasta que apareció la zurda de Mera, rondando el minuto 42, cuando el partido sufrió el primer terremoto. El céltico enviaba un misil a la portería defendida por Alberto en el que era el primer tiro del partido entre los tres palos, y nada podía hacer el meta compostelano para frenarlo. Era el primer gol de muchos.

Tras el paso por vestuarios el filial celeste decidió subir una marcha más su ambición. Con el viento a favor, quitó el control al Coruxo y a los siete minutos tuvo su recompensa. Segundo tiro entre los tres palos, y segundo gol. Borja Iglesias bajaba con el pecho de espaldas a portería el balón, y Hicham lo recogía y se sacaba de la chistera otro trallazo para romper el encuentro.

Con el líder ejerciendo de tal, Rafa Sáez optó por buscar soluciones en el banquillo. Sacó a Pedro, apostó por el delantero Camochu, otro excéltico, pero la calidad del Celta B tumbó cualquier intento de reacción. Juan Hernández quiso sumarse a la fiesta goleadora y presumió de definición con un disparo raso que acabó de nuevo en el fondo de la red.

El pescado ya estaba vendido, aunque todavía quedaban un par de capítulos por despachar. El primero, la expulsión de Jorge Fernández por una entrada dura, y a ocho minutos para el final, el gol de todas las semanas de Borja Iglesias para el Celta B. El pichichi controló la pelota y, con efecto, la enchufó por el segundo palo para redondear la faena y continuar en lo más alto.

Goles: 0-1 min. 41 Juan Mera; 0-2 min. 52 Hicham; 0-3 min. 65, Juan Hernández; 0-4 min. 81, Borja Iglesias.

Árbitro: Bueno Prieto (comité madrileño). Amonestó a los locales Villarejo, Campillo, Iosu Villar y Mateo, y a los visitantes Roger, Gus Ledes y Kevin. Expulsó a Jorge Fernández por roja directa en el 76.

Incidencias: Encuentro disputado en el campo de O Vao ante más de un millar de espectadores.

Alberto Domínguez, Josu, Alberto García, Campillo (Pibe, min. 86), Villarejo; Iosu Villar, Antón de Vicente, Fer, Jorge Fernández; Mateo Míguez (Hugo, min. 80), Pedro Vázquez (Camochu, min. 57).

Néstor Díaz, Kevin (Agus, min. 84), Roger, Alende, Samu; Borja Fernández, Gus Ledes, Juan Hernández, Mera (Brais, min. 66); Hicham (Dani Molina, min. 80), Borja Iglesias.

«La sensación que tengo es que volamos»

Alejandro Menéndez se mostró feliz por la capacidad de su equipo para sacar adelante un partido que «ha sido duro la primera media hora, con un campo duro y la incomodidad de que el balón no circulaba bien. El Coruxo estaba muy intenso y no nos dejaba jugar. El primer gol es clave, rompemos un poco toda esa contención y presión que nos estaba haciendo y luego fuimos de menos a más».

El técnico admitió que «la sensación que tengo es que el equipo vuela. A la hora de entrenar, no solo en los partidos, el equipo entiende muy bien lo que se busca, la intensidad y el ritmo», y resumió que viven un «momento muy dulce». Sobre el calendario que resta, cree que ganan a los rivales «en calidad, en ilusión y en confianza», pero «tenemos que tener mucho cuidado porque muchos rivales van a sumar muchos puntos».

«Nada que obxectar, foi unha derrota contundente e hai que recoñecela»

Rafa Sáez no puso peros a la derrota. «Nada que obxectar, é contundente hai que recoñecela. Pero os nosos xogadores botáronlle peito ao partido», comentó el técnico verde, que consideró que el castigo había sido «excesivo».

El análisis de Sáez subraya como clave el gol del filial en el minuto 41 «nunha primeira metade na que non pasara practicamente nada nas áreas. Empezamos moi ben, tendo moi controlados aos xogadores atacantes do Celta B, especialmente a velocidade e os espazos, pero o peor foi que o marcador se abrira. Logo quedou un escenario moi complicado».

Sáez explicó que tras el 0-1 «tivemos que botarnos adiante e nese pasiño o Celta B atópase na súa salsa. Encaixar o segundo gol deixounos fóra do partido e despois, para máis inri, cun xogador menos, o cansazo e unha baixada de moral importante».

Votación
0 votos
Comentarios

El Celta B atropella al Coruxo