El gobierno local aparca el contrato de la basura tras el fiasco del de jardines

j. fuentes / Á.P. VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

M. MORALEJO

Prorrogada la concesión de 30 millones de euros a la empresa FCC

04 abr 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El pasado viernes, casi a la hora de cerrar las oficinas municipales, el gobierno local acordaba prorrogar el contrato de la basura, el más importante de los muchos que gestiona el Concello vigués. Con un montante anual de 31 millones de euros, se lleva en torno al 13 % del total del presupuesto del Concello vigués. Una vez que el Ejecutivo municipal no había convocado el concurso con tiempo para resolverlo, la prórroga por un año era una decisión cantada, pese a lo cual esperó a que llegaran las 3 de la tarde para adoptarla.

Aunque son procesos independientes que no tienen nada que ver, de nuevo el gobierno socialista acude a la prórroga para retrasar al máximo posible la toma de una decisión que siempre resulta complicada y muchas veces polémica. Lo hizo a finales del anterior mandato con el contrato de jardines, de mucha menor entidad (100 trabajadores y 6 millones de euros anuales, aproximadamente el 20 % de la basura), y pese a ello se trata de un proceso todavía sin cerrar y que ha generado una enorme polvareda mediática, social y también judicial.

El aplazamiento del contrato de la basura provocó la inmediata protesta de la oposición popular, que utilizó argumentos economicistas. «Se prorroga un contrato fundamental en el que se podrían conseguir importantes ahorros si se volviese a licitar», explica el concejal Miguel Fidalgo. Desde su punto de vista, es una muestra «del desgobierno municipal, por parte de un ejecutivo que o bien hace mal los contratos, como ocurre con parques y jardines, o los prorroga sin atender a explicaciones, como hizo también con el del agua».