La falta de personal obliga al Concello a mantener en precario 60 fuentes

Electromecánicos se limita a asuntos urgentes y tampoco instala nuevos puntos de luz


vigo / la voz

El progresivo adelgazamiento de la cifra de operarios de servicios exteriores del Concello tiene consecuencias. Principalmente, que aquellos cometidos que no se adjudican a empresas externas se realizan con dificultades. Un caso concreto es el de las fuentes públicas, cuyo mantenimiento es cada vez más complicado de realizar. Y aunque las principales están en manos de la concesionaria, Luze Vigo, la mayoría, unas 60, dependen aún de empleados públicos.

Personal municipal consultado por La Voz confirman que «cada vez es más difícil realizar todo aquello que está a nuestro cargo. Y en el caso de las fuentes, su mantenimiento se lleva a cabo en precario, intentando que no dejen de funcionar, pero descuidando las labores preventivas».

El hecho de que las fuentes más conocidas dependan de la concesionaria hace que el personal municipal quede fuera de foco. «Pero lo cierto es que nosotros mantenemos 60 fuentes y ellos muy poquitas», explican en medios municipales. Sin embargo, estas últimas son las de la plaza de la Independencia, O Calvario-Aragón, As Travesas o la de la Xunta, las joyas de la corona, mientras que Electromecánicos se encarga del resto.

Aunque muchas solo despiertan interés de los vecinos de la zona donde se encuentran, otras también tienen relevancia general para la ciudad. Ocurre con la fuente del monte de O Castro, la de los jardines de la plaza de Compostela o la de la plaza de Portugal.

Y lo que sucede con las fuentes puede aplicarse también a la extensa red de alumbrado público del municipio. El grueso de la actividad recae igualmente en la concesionaria, pero hay cometidos que siguen en manos del Concello, y que si no los llevan a cabo desde Electromecánicos «nadie los hace, pues la empresa, como no puede ser de otro modo, se limita a los trabajos por los que cobra. Desde luego, si a principios de los años 80 éramos casi 40 trabajadores, hace una década 10 y ahora sobran dedos de una mano para cifrar la plantilla, la consecuencia evidente es que muy lejos no puede llegar el departamento», mantienen delegados sindicales del Concello.

El caso más evidente es la instalación de nuevos puntos de luz en caminos de la zona periurbana de la ciudad. Aunque la red es amplia, hay sitios en condiciones deficientes donde se solicitan nuevos báculos. Tampoco se pueden renovar las canalizaciones en aquellos puntos donde personal de planes de empleo construye nuevas aceras. «Lo habitual era aprovechar para instalar canalizaciones, pero cada vez es más difícil por falta de plantilla».

«Cuando alguien pregunta por las consecuencias a medio plazo de esta situación la respuesta es que «todo puede esperar. Y desde luego, dos personas no pueden hacer el trabajo de ocho». Otro cometido que ha quedado aparcado es el del reciclaje y revisión para darle nuevo uso al material que se retira de las calles. «Antes era una labor que estaba al día y ahora se amontona en las naves de Santa Cristina pues no hay personal para ejecutar esta labor».

Los últimos datos conocidos, de hace algo más de cuatro años, cifraban en 45.000 los puntos de luz existentes en el conjunto del término municipal aunque su mantenimiento está garantizado ya que dependen de la empresa concesionaria.

El anunciado gasto de 500.000 euros para el parque móvil se quedará en solo 130.000

Miembros de la plantilla del parque móvil del Concello opinan que el gobierno local está desmantelando poco a poco este departamento exterior, que cada vez tiene menos personal y sus medios, por falta de reposición, son cada vez más obsoletos hasta el punto de que aún utilizan un camión que pronto cumplirá cuatro décadas.

El concejal responsable, David Regades, cuestionó esta pérdida de operatividad asegurando la pasada semana que tiene en marcha la adquisición de un vehículo pesado «de 500.000 euros». Entiende que una compra de este precio y calidad «confirma la apuesta por la renovación del parque móvil».

Sin embargo, la adquisición en cuestión ni mucho menos tiene el precio que recordaba el edil en la rueda de prensa convocada con otro fin. Según figura en el acta de la sesión de la Xunta de Goberno Local celebrada el pasado 30 de diciembre, el precio de la adquisición se queda unos euros por debajo de los 130.000 euros.

Se trata de un vehículo tipo dumper, que se adquirió a toda prisa ya que el informe es del día anterior y el informe de fiscalización de la misma fecha de la reunión del gobierno. La empresa que lo suministrará, Vip Galicia S.A., se comprometió a responder en menos de 24 horas para solucionar las averías que puedan producirse en cualquier día del año.

Lejos de la euforia del concejal, la plantilla valora positivamente esta adquisición pero cree que es un aporte de medios muy escaso dadas las necesidades existentes y el material anticuado y en mal estado que usan cada día.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La falta de personal obliga al Concello a mantener en precario 60 fuentes