El Concello inmoviliza una decena de camionetas por falta de conductores

Los vehículos llevan varios meses parados en el parque municipal de Santa Cristina


vigo / la voz

Una decena de camiones, camionetas y furgonetas utilizadas por la antigua concesionaria del mantenimiento del alumbrado público, Imesapi, fueron entregadas al Concello al finalizar el contrato hace varios meses. La recuperación de este material era una condición impuesta en el pliego de condiciones, que la sociedad cumplió.

Sin embargo, el regalo de estos vehículos no ha supuesto beneficio alguno para el Concello vigués. Antes al contrario, se ha convertido en un problema ya que carece de personal para manejarlos. Debido a ello, la flota de Imesapi permanece depositada, pero inmovilizada, en el aparcamiento del parque móvil municipal de Santa Cristina de Lavadores.

Según han confirmado fuentes municipales, la carencia de personal, y el cada vez más reducido número de conductores, convierte en inservible esta dotación. Tanto, que desde que fueron entregados están aparcados al aire libre y sin utilidad, mientras el personal del Concello contempla su progresivo desgaste.

La única ventaja para el servicio es que la nueva concesionaria, Luze Vigo, ha tenido que dotarse de una flota nueva, obviamente en mejor estado. La contrapartida es que su financiación, aunque sea de manera indirecta, corre a cargo de los fondos públicos ya que se trata de una empresa que trabaja para el Concello con el objetivo de obtener beneficios.

El problema se le plantea al gobierno local por la constante disminución del personal en el parque móvil en general y en el servicio de electromecánicos en particular. Año tras año se reduce la cifra de funcionarios mientras aumentan los contratos con empresas privadas que realizan trabajos para el Concello.

Actualmente, la parte principal del trabajo lo llevan a cabo las concesionarias, mientras los empleados municipales quedan solo a cargo de actividades periféricas. A modo de ejemplo, en estos momentos la plantilla del servicio de electromecánicos se ha reducido a tres personas, un capataz y dos oficiales tras la jubilación de tres operarios el pasado año mientras un cuarto fue trasladado al parque móvil. La existencia de una persona de baja y otra liberada para actividades sindicales contribuyen a mermar aún más una plantilla esquelética.

Es una situación que se repite en la totalidad de los servicios exteriores del Concello. Así, el conjunto del parque móvil lo integran en estos momentos una treintena de trabajadores municipales cuando la flota es muy superior a esta cifra. Se trata de un suma y sigue: desinfección ha pasado de 5 personas a 2 o, por citar otra, parques y jardines se ha quedado en una decena cuanto antes alcanzaba el medio centenar. En paralelo, el trabajo que realizaban estos servicios se ha ido adjudicando a empresas privadas.

Entre los trabajadores cunde la sensación de que se trata de un proceso imparable, que pasados unos años dejará al Concello con una plantilla dividida casi exclusivamente en tres sectores: funcionarios administrativos, policías locales y bomberos. «Las incorporaciones son siempre de los cuerpos de seguridad o en los niveles A y B», ironizaba un trabajador en conversación con este periódico. Dan por seguro que es lo que busca el gobierno municipal «que así se libra de tener que discutir con el personal; lo hacen con los directivos de las concesionarias, y punto».

En el plano práctico, insisten, con plantillas mermadas «podemos hacer muy poco, cada vez menos, y hay una importante sensación de desánimo ante este desmantelamiento».

Electromecánicos se ha quedado reducido a solo un capataz y dos oficiales

Nuevo camión de 500.000 euros tras las críticas recibidas

Por un lado, vehículos cedidos al Concello que no se pueden poner en uso por falta de manos. De otro, camiones del parque móvil de enorme antigüedad que no se sustituyen. La Voz dio a conocer el pasado 19 de marzo que este departamento utiliza vehículos pesados de hasta 40 años y otros muchos de algo menos, pero siempre de más de 10, cuando se hizo la última adquisición.

«No conozco lo que me dice», fue la respuesta de David Regades, concejal responsable del servicio, cuando se le preguntó por el material envejecido. «Pero sé que el Concello acaba de comprar un camión de 500.000 euros, con la partida que figura en los presupuestos municipales de este año. Ahora están a punto de entregárnoslo la firma Mercedes». Según Regades, «comprar un vehículo de esa calidad confirma una apuesta por la renovación del parque móvil. Y en todo caso, todos los vehículos cumplen la normativa vigente para circular», afirma. Según los trabajadores, esta compra es solo una excepción.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Concello inmoviliza una decena de camionetas por falta de conductores