La Universidad impulsa una plataforma de intercambio de material de todo tipo

El servicio se presta por Internet, es gratuito y pueden utilizarlo todos los ciudadanos

.

vigo / la voz

Con la intención de devolver a la sociedad lo que invierte en ella, la Universidad de Vigo, a través de la Oficina de Medio Ambiente (OMA), impulsa una plataforma de intercambio de material de todo tipo a través de Internet. Libros, mesas, juguetes, muebles de oficina... Cualquier bien tiene cabida en esta especie de cajón de sastre, sobre todo, en el apartado que indica «outro», según explica Sergio Ramos, técnico superior de la OMA encargado del tema de residuos. Buena muestra de ello es que en la actualidad se puede encontrar, además de material informático, nueve botellas de un litro de bromuro de zinc, archivadores de cedés, una máquina de escribir, tornillería para PC, una silla con ruedas, impresoras y cintas de vídeo de 30 y 60 minutos de grabación, entre otros enseres.

El servicio es gratuito y no solo está abierto a la comunidad universitaria de los tres campus, sino a todos los ciudadanos que quieran acceder a él. «Pueden beneficiarse en cualquier parte del mundo, aunque ahora ya hay más ofertas a través de Internet. Algunas entidades lo hacen gratis, pero otras lo venden», apunta el técnico.

Solo es necesario acceder a la página web de la OMA y una vez en ella entrar en la plataforma. «Funciona de forma automática, es una base de datos que se alimenta sola. Se pone por seis u ocho meses y se va cambiando. Lo que más movimiento tiene es lo de ordenadores y periféricos», comenta Ramos. De hecho, no hay más que entrar en la página para ver qué es lo de más aceptación: impresoras láser, escáner y cartuchos.

Los interesados en donar no tienen más que cubrir la ficha que indica «ingresar ben para doar», en la que tiene que hacer constar su nombre, contacto y fecha, lo que dona, el número de unidades y las dimensiones, por si el que lo acepta requiere de transporte para el traslado. Las personas interesadas en adquirir alguno de los materiales pueden contactar con el ofertante a través de su correo electrónico, de tal forma que el papel que juega la OMA es de simple intermediario. A medida que se van adquiriendo los productos, se van tachando de la base de datos.

Aunque el anunciante es el depositario del bien, si transcurrido un tiempo prudencial, los materiales no tienen salida, la oficina de medio ambiente se brinda a ponerse en contacto con instituciones para donarlo, como Reto o San Roque Asociación de Solidaridad Leirado-Salvaterra, que dona a Ucrania.

La iniciativa anterior es una de las muchas que tiene este departamento de la Universidad para aprovechar al máximo cualquier tipo de residuo. Con este mismo objetivo, el llamado Grupo de Reciclaje Informático (Gruvi), de la misma oficina medioambiental, desarrolla campañas esporádicas de reciclaje de ordenadores. Las propias escuelas y facultades se los hacen llegar una vez que quedan obsoletos y el Gruvi se encarga de ponerlos a punto, incluyendo un Software libre.

Tras devolverlos a la vida, los equipos, que tienen una media de diez años, son donados previo concurso público a entidades sin ánimo de lucro, como asociaciones de vecinos, culturales o de ocio. Las piezas que no son aprovechables se remiten al gestor de residuos de la Universidad de Vigo.

Votación
1 votos
Comentarios

La Universidad impulsa una plataforma de intercambio de material de todo tipo