Ningún juez de Vigo se ofrece voluntario para asumir todos los juicios de cláusulas suelo

e. v. pita VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

XOAN CARLOS GIL

El Poder Judicial tendrá que designar a un tribunal vigués o de Pontevedra para que se encargue en exclusiva de los pleitos de la provincia

24 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La junta sectorial celebrada ayer entre los magistrados de primera instancia de Vigo y el juez decano, Germán Serrano, se saldó sin resultados. Ninguno de los doce titulares (los dos de familia están excluidos) se ofrecieron como voluntarios para asumir en su juzgados la carga de trabajo procedente de las demandas de hipotecados de toda la provincia que reclaman a la banca la devolución del dinero pagado de más por las cláusulas suelo, declaradas abusivas por el Tribunal de Justicia de la UE.

Los magistrados alegan que si hubiesen asumido esa carga, una vez que terminase el período de resolución de demandas, heredarían un trabajo a mayores producto de las apelaciones, modificaciones de cantidades e incidencias en la ejecución de sentencia. Los jueces de Vigo son más favorables a crear un juzgado bis similar al especial de las preferentes que resolvió 2.200 demandas en dos años y cuando cerró repartió los casos sobrantes a partes iguales entre el resto de los juzgados de lo civil. Ese es el modelo de crear un juzgado ex novo es el que consideran más adecuado para Vigo. Desde enero, se han presentado más de 150 demandas de cláusulas suelo en los juzgados de la calle Lalínpero se cree que si hay avalancha, será a partir de junio, cuando termine el plazo para los bancos para negociar con el cliente y devolverle el dinero.

Al no haber voluntarios para asumir todas las cláusulas suelo de la provincia, cabe la posibilidad de que un juez de Pontevedra se haga cargo, pero todo apunta a que tampoco quiere nadie. La solución será que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) designe antes de junio al juzgado que tendrá que encargase obligatoriamente de esa materia. Lógicamente, le dotarán de un magistrado de refuerzo para que le ayude. En el caso de Vigo, por el elevado número de demandas previsto, podría tener un juzgado completo. En grandes ciudades como Madrid o Barcelona, habría muchos más juzgados.