O Berbés no estaba tapado

Los vigueses descubrieron con sorpresa que el Scalextric no era un juguete


Un puerto y un barrio unidos, sin presencia de vallas. Como fue siempre. Y lleno de vida. Las mujeres de los marineros eran las encargadas de coser aquellas rudimentarias redes que más tarde se encargarían de echar sus maridos e hijos en el mar próximo. Aquel puerto pesquero estaba abierto a la ciudad. Las redes era todo un símbolo, tanto para los más veteranos como para la juventud. Después llegaron los inventos y no solo se alejó el mar, comenzó a desaparecer la misma esencia de un barrio singular, sin igual en todo Vigo.

El Scalextric

No era un juguete. El 18 de noviembre comenzaban las obras de construcción del Scalextric, forma popular de denominar al tramo de entrada de la autopista en el centro de Vigo. La decisión de construir este tramo generó una gran repulsa en toda la ciudad. Los vecinos de la zona crearon una comisión de afectados que mostró su oposición de muchas formas posibles. «Soy vigués. Scalextric no» fue el lema llevado a unas camisetas que lucieron muchos vigueses aquel año.

primera asociación

O Calvario. A comienzos de año, un grupo de vecinos del barrio obrero constituyeron la primera asociación de vecinos de la ciudad. Todavía sin estar aprobados legalmente, el nucleo fundacional comenzó a funcionar en un local instalado en la calle Jesús Fernández. Al año siguiente, sin embargo, será Teis la primera entidad en obtener el visto bueno del Gobierno Civil.

urbanismo

No a otra torre en Toralla. El alcalde García Picher se negó a aprobar una segunda torre en Toralla. «Tengo miedo a que se hunda la isla», afirmó el regidor. Las presiones a las que fue sometido el equipo municipal fueron enormes. En aquel momento, la ausencia de un Plan General obligaba al gobierno local a trabajar con planes parciales, como el de A Florida.

laboral

Protestas. En mayo fallecía un trabajador de Fenosa que se había asomado a ver un manifestación. Un guardia civil que no estaba de servicio quiso disolver él solo la protesta y realizó algún disparo al aire. Aquella conflictividad se vivía en todas las fábricas y también en los institutos de la ciudad. La situación llevó al gobernador civil a cerrar el instituto de Coia y expulsar a varios estudiantes.

deportes

El Octavio, a primera. El Academia Octavio alcanzaba el ascenso a Primera División tras vencer al Gaztelueta. Tras el Vulcano, fue el segundo equipo de balonmano de la ciudad en subir a la máxima categoría.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

O Berbés no estaba tapado