En Vigo ya hay cien demandas de cláusulas suelo

«Hay mucho dinero en juego», dice un procurador partidario de oír antes la solución de la banca


vigo / la voz

Los juzgados de Vigo ya han registrado la entrada de más de cien demandas de cláusulas suelo en lo que va de año. El ritmo ha ido creciendo y ya supera la media de dos demandas por día laborable. Actualmente, las reclamaciones de la devolución del dinero que los hipotecados pagaron de más entran a cuentagotas, pero todo apunta a que habrá una avalancha dentro de tres meses, en junio. Será ese mes cuando finalice el plazo para que el banco responda a los clientes y estos podrán emprender acciones judiciales para reclamar por la vía civil lo que les corresponde.

El procurador Jesús González-Puelles, experto en derecho civil, estima que puede llegar a haber hasta 30.000 demandas en Vigo. Se basa en el número de hipotecas que fueron firmadas desde el 2004 con cláusulas suelo en la ciudad y su área. Su sensación es que los bufetes de Vigo están a la espera de que los clientes agoten el período de tres meses para negociar con la banca y oír su respuesta. «Da la impresión de que son los grandes despachos y los que se anuncian en Internet los que están demandando sin esperar a la solución de los bancos», señala González-Puelles.

«Hay problemas en las sentencias, luego está el tema de los que reclamaron antes de la sentencia del tribunal de justicia de la UE y no sabemos cómo puede acabar, si pueden reclamar la diferencia», indica este procurador.

Él cree que no tiene sentido empezar a demandar ahora porque «si esperas no vas a perder nada, soy partidario de la espera, no entiendo la urgencia de ciertos despachos en demandar porque la acción no caduca ni prescribe la acción. Demandar ahora es precipitado porque primero hay que ver cómo reacciona la banca y valorar si su solución es razonable. El cliente prueba así que no va con mala fe al no esperar por la comunicación del banco y que primero intentó todo por la vía amistosa. Pero detrás hay un buen negocio y mucho dinero en juego», añade.

En Vigo, algunos despachos ya habían dado curso hace meses a las primeras demandas y eso se notó en que en enero entraron 54 y en marzo ya superan el centenar. Hace una semana, la oficina de reparto común de asuntos de los juzgados de Vigo empezó a contabilizar los casos con un epígrafe especial, similar al que se usó con las demandas para anular los contratos de preferentes.

Por su parte, muchos despachos generalistas se han lanzado a la caza de clientes a los que prometen ganancias casi seguras, ya que el perfil del hipotecado es el de un consumidor sin conocimientos financieros que adquirió una vivienda para residencia habitual. Por tanto, era ajeno al sector financiero y difícilmente podía conocer los riesgos ni sospechar que la UE iba a bajar a cero el euríbor, ventaja que sí tenía la banca. Y por otra parte, el hipotecado firmaba los papeles con la creencia de que iba a pagar un interés variable y lo que en realidad contrataba era un interés fijo anclado con un suelo. Otros clientes se olieron la trampa, pero firmaron resignados ante su poco margen para negociar. También hubo afortunados que se informaron antes y eludieron la cláusula, por lo que su cuota mensual menguó año tras año.

A la espera de un tribunal especializado en estos pleitos

La Justicia también ha realizado las mismas estimaciones y el Poder Judicial ha ordenado que cada provincia cuente con un tribunal especializado para concentrar todos los pleitos de cláusulas suelo. La última junta sectorial de jueces de primera instancia de Vigo ha solicitado que la ciudad cuente a partir de junio con un nuevo tribunal que esté especializado en abusos bancarios y en la modificación de las condiciones generales de contratación, lo que incluiría además de las cláusulas suelo, los gastos, redondeos o los intereses de demora. Dicho tribunal se convertiría en el número quince de civil, de los que dos están especializados en un refuerzo.

La creación de un tribunal exclusivo, como ocurrió con las preferentes, es una opción contemplada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), a condición de que la ciudad registre un elevado número de demandas. Si la cifra de pleitos es menor, bastaría con designar a un juzgado ya existente para que asumiese en exclusiva esa carga de trabajo o, en función de la actividad, que pidiese un juez de refuerzo. La creación de una nueva oficina, similar a la que tuvo Vigo para tramitar 2.000 pleitos de preferentes hace dos años, sería posible solo si recibe una avalancha de litigios.

La otra posibilidad es que el tribunal funcione como juzgado bis, y que se puede montar cuando Justicia envíe los refuerzos del juez, letrado de la Administración de Justicia y personal de refuerzo.

Aún falta un trimestre para la fecha en que se tenga que poner en marcha este tribunal especializado pero, por el momento, en Vigo ya han entrado cien demandas de cláusulas suelo, a una media superior a las dos por día laboral. El ritmo es creciente, por lo que, si se mantiene la sentencia, es previsible que a principios de junio se hayan acumulado medio millar de reclamaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

En Vigo ya hay cien demandas de cláusulas suelo