Recupera a sus hijos tras lograr de la Xunta un alquiler social

Verónica Román, que sobrevive con una pensión de 365 euros, pagará ahora 45 por un estudio de 30 metros cuadrados


vigo / la voz

Las protestas, incluidas noches al raso frente al Concello, convocadas por el colectivo Os Ninguéns para reclamar un alquiler social para una mujer separada de sus hijos por falta de medios han encontrado respuesta. La Xunta ha atendido finalmente las demandas de Verónica Román, que sobrevive con una pensión no contributiva de 365 euros que le concedieron por la incapacidad que le provoca la pérdida de un pulmón.

En concreto, la Xunta le ofrece un estudio de 30 metros cuadrados en la calle Tomás A. Alonso que le enseñaron ayer. Se trata de un piso de la Sareb por el que tendrá que pagar un alquiler de 45 euros al mes.

Para que la concesión sea efectiva solo le falta contar con el visto bueno de la comisión de Vivenda, paso que no debería de suponer mayores trabas teniendo en cuenta que ha es la misma administración la que pone a su disposición el piso.

El acceso al alquiler social permitirá que Verónica Román pueda recuperar a sus tres hijos. El mayor, que tiene 15 años, vive con los abuelos; el mediano, de 10, en un centro de menores, y la pequeña, de 7, en una familia de acogida. La mujer reside en la actualidad en un piso compartido en la calle Fragoso, en el que paga 150 euros por una habitación. La solución llega justo cuando le han dado de plazo hasta el 30 de abril para dejarla, ya que le resulta muy difícil hacer frente al alquiler y va acumulando deudas. Durante una de sus manifestaciones, en concreto la que realizó ante el dinoseto de la Porta do Sol, recordaba que apenas disponía de 7 euros al día para vivir y atender a sus hijos, a los que ve cada 15 días.

Verónica está divorciada, pero no puede esperar demasiadas ayudas por parte del padre de los menores porque está en paro y recibe poco más de 400 euros al mes en concepto de renta de inserción social (risga).

Necesidad

La implicación del colectivo Os Ninguéns y la Rede de Soliedaridade Popular ha sido determinante para llamar la atención sobre la situación de Verónica. Han defendido desde el primer momento que el suyo es un caso claro de necesidad de una vivienda social, ya que con sus ingresos es imposible acceder a un alquiler de mercado.

El Concello le concedió en verano un cheque social de 534 euros con el que pudo saldar deudas con el arrendador pero, sin embargo, le ha dado la callada por respuesta en la petición que formuló en septiembre. En concreto, el día 19 presentó un escrito en el que solicitaba una vivienda social para poder reunir a la familia. Según denunciaba en enero ni siquiera se había tramitado la demanda. Ese desinterés provocó una nueva intervención de Os Ninguéns, que decidió acudir al Valedor do Pobo en demanda de amparo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Recupera a sus hijos tras lograr de la Xunta un alquiler social