Entre clase y clase, dos orquestas

María del Carmen García de Burgos Velón
carmen garcía de burgos PONTEVEDRA / LA VOZ

VIGO CIUDAD

paula carballeira

Javier Viceiro-Filgueira compagina la docencia con la dirección en Pontevedra y Viana

02 feb 2017 . Actualizado a las 11:34 h.

Javier Viceiro-Filgueira se crio con una trompeta. En realidad, su padre era pintor, «porque de la música era casi imposible vivir por entonces», cuenta, pero tocó en una orquesta de baile toda la vida. «Ahora es diferente porque hay una red de docencia importante y otras opciones para dedicarse a ello». Lo dice un profesional titulado en el Conservatorio Superior de Música de Madrid, con un posgrado en formación de director de banda por la Universidad de Trento , en Italia; dos másteres en Maastricht -uno en Dirección de Vientos y otros en Dirección de Orquesta Sinfónica -de dos años de duración cada uno. Además, está a punto de presentar su tesis doctoral.

Se la ha dedicado a uno de los compositores españoles más desconocidos. Por cierto, es pontevedrés y se llama Enrique Saavedra Castro. Fue cuando cayeron en sus manos unos manuscritos del músico cuando comenzó a plantearse qué consecuencias tendría no sacarlos a la luz. «¿Sería una delito mantener eso oculto?», se preguntaba. De modo de decidió dedicar parte de sus últimos cuatro años a rescatar la obra de un artista que, a pesar de no contar con muchos conocimientos teóricos, desplegó un talento «extraordinario» que podría haber terminado semienterrado por el paso del tiempo.

Y eso que lo cierto es que pedir una dedicación exclusiva a Viceiro-Filgueira es prácticamente una utopía. Lo es para alguien que, además de impartir clases de Trompeta, Repertorio Orquestal, Música de Cámara, Evolución Histórica de los Metales y Pedagogía de los Metales en el Conservatorio Superior de Vigo, dirige la Orquesta Sinfónica de la Escuela Profesional de Música de Viana do Castelo, en cuya Academia de Europea de Dirección de Bandas es también profesor. Ah, y dirige la Orquesta Filharmónica de Pontevedra cuando no lo hace como director invitado en otras portuguesas o españolas. «Este año tengo sacar la tesis sí o sí, porque estoy agotando el tiempo», reconoce. También que últimamente ha faltado a más citas de las que le gustaría de la formación pontevedresa.