La burocracia retrasa el inicio de la rehabilitación de O Berbés

La reconstrucción de tres edificios de la Universidad de Vigo está pendiente del informe de la Dirección Xeral de Patrimonio y de la licencia municipal


Vigo / La Voz

La rehabilitación de los tres edificios de la plaza de O Berbés cedidos por el Consorcio del Casco Vello a la Universidad de Vigo acumula retrasos a la espera de que se resuelvan los trámites burocráticos necesarios para el inicio de las obras. En la actualidad el proyecto aguarda el visto bueno de la Dirección Xeral de Patrimonio. Según la Consellería de Cultura, «será informado tan pronto como sea posible, en las próximas semanas». La Xunta aclara que el expediente entró «hace unas semanas» procedente del Concello de Vigo.

Una vez que Patrimonio dé luz verde a la actuación, será la administración local la que tenga que conceder la licencia municipal para comenzar los trabajos.

Desde la Consellería informan de que el inicio de las obras está previsto para abril, aunque la última palabra le corresponde al Concello. De cumplirse este plazo y el de 16 meses de ejecución, en el mejor de los casos concluiría al final del verano del 2018.

El proyecto ha tenido fijadas varias fechas de finalización. En septiembre del 2014, cuando se dio a conocer la cesión de los inmuebles 11, 13 y 15 a la Universidad por cuarenta años, se habló del 2017. En abril del pasado año, con motivo de la firma del convenio con la Xunta, se cambió al 2018, aunque no se precisó el mes. Según ese mismo acuerdo, la obra de la futura sede institucional de la Universidad de Vigo contará con un presupuesto del 1,9 millones de euros.

En total son 1.500 metros cuadrados, que acogerán el Centro de Linguas, donde se ha llegado a impartir clase a cerca de 3.700 alumnos, el aula de mayores, un espacio de coworking y otro para actos institucionales, cursos, conferencias y otra serie de actividades.

Las tres casas fueron adquiridas por el Consorcio del Casco Vello (participado en un 90 % por la Xunta y en un 10 % por el Concello) por 1,1 millones de euros. Con anterioridad habían sido propiedad de allegados al modisto Adolfo Domínguez, pero la operación no llegó a buen puerto.

Una vez concluida la restauración de los edificios, la Universidad volverá de nuevo al casco urbano de Vigo, tras abandonar en el 2006 la sede del rectorado de la calle Areal.

El objetivo del nuevo traslado es acercar la institución académica a la ciudad, tanto física como culturalmente. El hecho de que el campus esté situado a casi 15 kilómetros del casco urbano supone una dificultad para la promoción de las actividades y, en general, para darse a conocer.

Al mismo tiempo, el Consorcio del Casco Vello intenta no solo mejorar de una vez el aspecto del barrio más simbólico de Vigo, sino también atraer población joven en un barrio con predominio de hogares integrados por personas mayores de 65 años.

Tras adquirir el antiguo restaurante El Pescador, el consorcio ultima la compra de otra casa

No se lo ponen fácil al Consorcio del Casco Vello de Vigo. Tras adquirir recientemente el edificio del número 5 de la plaza de O Berbés, correspondiente al antiguo restaurante El Pescador, en la actualidad ultima la compra de un segundo inmueble. El problema en este caso es que el edificio no pertenece a un solo propietario, de ahí que sea más complicada la compra y que retrase la mejora del espacio. Con estas dos casas y las tres cedidas a la Universidad, la fachada de O Berbés recibiría un fuerte impulso y mejoraría sustancialmente la imagen, teniendo en cuenta que son las más deterioradas.

Hasta ahora, los intentos por cambiar la cara a este espacio habían resultado infructuosos, pese a los numerosos anuncios de rehabilitación por parte de diferentes organismos. Por otra parte, el consorcio había centrado la mayor parte de sus intervenciones en la parte alta del barrio antiguo, en especial en la rúa Ferrería, donde se han construido viviendas de protección autonómica. El pasado jueves, el consejo de administración del consorcio dio luz verde al proceso de venta de seis de estas viviendas. Corresponden a los números 10 y 12 (dos pisos) y 45 y 47 (cuatro pisos). Las obras de rehabilitación están muy avanzadas y los cálculos apuntan a que estarán concluidos en primavera. La inversión ronda el millón de euros.

El mismo consejo de administración adjudicó un nuevo local comercial en el número 5 de la rúa Ferrería para la venta de productos de alimentación (tanto al por mayor como al detalle), lugar de encuentro de clientes y punto de distribución de mercancías.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La burocracia retrasa el inicio de la rehabilitación de O Berbés