La fiesta ya está en Bembrive

Más de 30 locales efímeros proveen a los visitantes de comida y bebida en la semana de San Blas


vigo / la voz

Durante los días previos a la celebración de San Blas, en Bembrive brotan furanchos como setas después de la lluvia. En cuanto pasa la última enchenta navideña, en la parroquia ya están ultimando los detalles de la primera gran fiesta popular del invierno. El asunto va más allá de lo vecinal y se convierte en una cita ciudadana a la que acuden vigueses desde todas sus esquinas. Pero concentrarlo todo en un solo día, el oficial que tiene el calendario marca el 3 de febrero, sería un desperdicio. Por eso, desde hace ya muchos años, San Blas requiere un calentamiento que da comienzo alrededor de dos semanas antes.

El espíritu particular de esta fiesta se articula en torno a los bajos ubicados en las principales calles del barrio, que se habilitan para proporcionar a los visitantes espacios en los que beber, comer y cantar. Así, desde el 13 de enero son unos cuantos los que aprovechan la ocasión y ahora que la cuenta atrás ya está cerca, cada día son más. Oficialmente, este año los que forman parte de la guía que publica la entidad local menor de Bembrive son 32.

Desde la pedanía recuerdan que el origen de la celebración se remonta al siglo XVII, cuando las diferentes cofradías existentes en la zona asistían a esta romería acompañados de gaiteiros. Se desconoce cuándo esta romería atravesó los límites parroquiales ya que ahora se ha convertido el acontecimiento lúdico en una feliz invasión.

En la entidad también destacan que hasta mediados de los años 90 los asistentes eran prácticamente solo varones. Eso también ha cambiado, ya que aunque siguen siendo mayoría, en los últimos años se ha evidenciado la incorporación de las mujeres a esta celebración a la que acuden en grupos y pandillas.

Sin ser patrono de Bembrive, que es Santiago, San Blas atrae entre 15.000 y 20.000 personas en su día grande además de las que acuden en las jornadas previas. En el Furancho O Marqués, ubicado en los alrededores de la iglesia románica, como buena parte de ellos, ya están aclimatados. Moncho Rodríguez, responsable del mismo, explica que la gran mayoría son gestionados por vecinos que, ayudados por sus familias, aprovechan esta oportunidad para sacarse unos ingresos extra, «que hacen una falta criminal, al menos en nuestro caso», asegura Moncho, que es fontanero de profesión. Con O Marqués lleva 5 años, pero es un veterano en la materia, ya que empezó montando el del Ateneo Musical de Bembrive. Sin embargo, recuerda que furanchos como el Segade son clásicos de toda la vida con mucha más solera. Moncho añade que aunque no son profesionales, les exigen el carné de manipulador de alimentos y cumplir una serie de condiciones relacionadas con la salubridad. La oferta gastronómica que presentan al público está relacionada con el invierno gallego y los platos característicos de la época, en los que el cerdo es el rey: oreja, cacheira, chorizos, cocido... y buenos caldos (de los de verduras y de los uva) .

Los locales se instalan en los bajos de las casas. «Cada uno se busca la vida. Algunos lo tienen en propiedad y otros pagan el alquiler», indica. Los puestos de fiesta o loureiros (legalmente no se deberían denominar furanchos) son establecimientos provisionales. «El día 3 hay que ir cerrando, pero este año la entidad local nos permite estar hasta el día 4, al coincidir San Blas pegado al fin de semana», aclara.

Otro de los atractivos del evento es la oferta de música en directo, ya que la animación brota en cada esquina del barrio Mosteiro, tanto con cánticos espontáneos de los romeros como con las actuaciones de agrupaciones folk que tocan en la zona y en los locales.

En algunos furanchos solo estaban abriendo los fines de semana, pero desde ahora ya funcionan todos los días. A partir de las 7 de la tarde ya hay ambiente. El día grande los puestos reciben al público desde la mañana a la noche y la atmósfera festiva es espectacular.

Los furanchos

Taberna de Luz, A Blasa, A Rianxeira, A Lareira Furancho do Medio, O Buraquiño, O`Pozo, Cova das Meigas, Endulza tu Vida, Terra de Míticos, O Adro, Segade, Furancho de María, Estanco, Luada 2, A Reventada, Sevillano, O Chivo, San Blas, O Marqués, Botica de Toñito, Furafollas, O Castelo, A Costa, Taberna O Mosteiro, Chicha, Colonias do Mosteiro, Vilamelle, Cafetería San Blas, Vaiche Boa, Cafetería A Cova do Feixón y Chegar e Encher.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La fiesta ya está en Bembrive