«Es divertido jugar con el lector a que adivine qué fue real y qué es ficticio»

Begoña Rodríguez Sotelino
begoña r. sotelino VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

óscar vázquez

Gabriel Romero, doctor madrileño afincado en Vigo, acaba de publicar su segunda novela

03 ene 2017 . Actualizado a las 12:38 h.

Todo el mundo sabe que los médicos escriben fatal. Pero, afortunadamente, la leyenda que les persigue (con razón en muchos casos) se refiere a la grafía. Hay doctores que escriben muy bien. Por ejemplo, Gabriel Romero de Ávila, un madrileño que además de abrazar Vigo con alegría disfruta fabulando historias. La última se llama La reina demonio del río Isis. La publica la editorial Trymar y acaba de presentarla en la librería El Hobbit del barrio vigués de Navia. Aunque reside en Vigo, el doctor especialista en medicina familiar trabaja desde hace un año en el servicio de urgencias extrahospitalarias de A Guarda (valga la redundancia por lo de hacer guardias un lugar con ese nombre).

-¿Cuándo llegó a Vigo y cómo se siente aquí?

-Al acabar la carrera trabajé en Inglaterra. Después en Tenerife y de ahí fui a Pontevedra, donde estuve trabajando tres años, aunque residiendo en Vigo, adonde llegué en el 2003. Xa falo galego e todo. Es una ciudad fantástica y acogedora. Estoy muy contento y muy integrado. Me siento muy vigués.

-¿Cuándo empezó a compaginar la medicina con la literatura?

-No sabría decirlo exactamente. Desde hace muchos años colaboro con revistas literarias, en páginas web, escribiendo relatos... El salto a la novela fue algo más arriesgado porque siempre impone y es un trabajo más serio y exige una dedicación mayor.