El aeropuerto de Peinador cobra fuerza como vía de entrada del turismo en las Rías Baixas

María del Carmen García de Burgos Velón
carmen garcía de burgos PONTEVEDRA / LA VOZ

VIGO CIUDAD

La provincia tuvo una ocupación hotelera del 46 % en el puente

17 dic 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Es madrileño o barcelonés, tiene entre 36 y 60 años de edad y una capacidad adquisitiva alta. Suele coger el avión para venir a las Rías Baixas, aunque también utiliza con mucha frecuencia el coche, y siente especial predilección por Sanxenxo, O Grove y Vigo. A pesar de que a esta descripción solo le falta un nombre y una profesión para convertirse en el target de una campaña publicitaria o una emisora de radio -que permita concretar a quién se dirige para facilitar la elaboración de contenidos-, no lo es. No tiene nombre, pero sí intereses y preferencias que el pasado puente de diciembre lo trajeron al litoral pontevedrés.

Los datos recabados por la Diputación de Pontevedra permitieron dibujar un perfil del turista que optó por la costa sur de Galicia para pasar los días libres de la Constitución, que ocuparon el 46,75 % de las plazas hoteleras de toda la provincia, lo que superó en casi un 7 % las expectativas de la institución, y en un 26 % las cifras del año pasado. En el caso del 80 % que llegó a alcanzar la ciudad de Vigo en momentos puntuales.

La comarca de O Salnés volvió a erigirse en la favorita de los turistas, con el 50 %, solo por detrás de la de Vigo, donde se alcanzó un 53 % muy superior al 20 esperado. El área de influencia de Caldas de Reis, por su parte, cerró el período festivo con un 80 % de ocupación (frente al 52 estimado inicialmente), así como Deza-Terra de Montes lo hizo con el 41 %, Paradanta con el 50 %, O Morrazo con casi el 25 %, al igual que el Baixo Miño.