PSA empieza a montar las primeras carrocerías de las nuevas furgonetas

La factoría está en fase de total confidencialidad para evitar cualquier filtración


vigo / la voz

La pasada semana salieron del taller de ferraje las primeras carrocerías de la futura generación de furgonetas (proyecto K-9) que, en el plazo de un año, sustituirán a las actuales Berlingo y Partner y que se fabricarán en tres versiones, ya que a las de Citroën y Peugeot se sumará la de Opel. Contadas personas conocen el esqueleto de los nuevos vehículos comerciales ligeros, cuya llegada al mercado, prevista inicialmente para el primer trimestre del 2018, podría anticiparse al último del 2017.

La factoría activó hace semanas la fase de confidencialidad total para evitar cualquier tipo de filtración. La bunkerización de las instalaciones será la mayor de la historia de la planta, ya que se mantendrá hasta que se inicie la producción en cadena del todocamino de Peugeot (proyecto V20), cuya llegada al mercado está prevista para el 2020.

El blindaje no solo reduce al máximo el acceso de personal ajeno a la fábrica, sino que en aquellas zonas en las que se trabaje en los nuevos modelos, en este caso el taller de ferraje, los empleados no pueden portar ningún tipo de dispositivo de toma de imágenes.

El montaje de las primeras unidades completas de las futuras fugonetas, las denominadas preseries, está previsto que se inicie en el primer trimestre del 2017, justo 21 años después de que la llegada al mercado de los modelos Berlingo y Partner, que siguen siendo el buque insignia de la planta, ya que representan en torno al 55 % de la producción total. El objetivo es fabricar 250.000 unidades el primer año, unas 30.000 más de las que van a salir este año.

Prima de producción

Por otra parte, dirección y sindicatos están negociando la aplicació de una prima de producción idéntica a la que perciben los trabajadores de las plantas francesas y que, en función del listado de objetivos puede llegar hasta el 5,85 del salario total.

La apertura de la negociación responde a la demanda realizada por los sindicatos a raíz del acuerdo social alcanzado en Francia el pasado mes de septiembre.

Tanto desde CC. OO. como desde UGT valoran «positivamente» el incremento de la prima, que en Vigo hasta ahora era del 2% del salario. «Podemos sentirnos satisfechos de que el grupo, por fin, se diera cueta que los esfuerzos que se han hecho en Vigo tienen que ser recompensados de la misma manera y que esta fábrica representa una parte importante de los beneficios que obtiene», señalan desde CC. OO., que afirman que de esta forma se corrige una deuda adquirida con los trabajadores de Vigo, «que siempre somos los primeros en dar y éramos los últimos en recibir y nunca en un importe igual como es este caso».

En parecidos términos se expresa un portavoz de UGT, que recuerda las concesiones que se han hecho, sobre todo en materia de flexibilidad laboral, precisamente para garantizarse la adjudicación de los nuevos modelos. La contrapartida es la garantía de plena actividad en la factoría durante una década a partir del 2020, año en el que se han fijado el objetivo de superar los 450.000 vehículos al año y volver a realizar contrataciones.

Hasta ese momento se realizará en la planta una inversión de 640 millones de euros que, entre otras cosas, permitirán implantar una nueva plataforma modular en el sistema uno, en la que ahora se montan las furgonetas que se pasarán al dos para ceder su sitio al futuro todocamino.

Los sindicatos recuerdan asimismo que Balaídos es una de las tres mejores factorías del grupo en calidad industrial, tal como ha reconocido el presidente de la multinacional en alguna de sus visitas a Vigo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

PSA empieza a montar las primeras carrocerías de las nuevas furgonetas