Una mujer duerme bajo un árbol del parque de O Castro tras ser operada en el hospital

e. v. pita VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

PITA

Amalia Martínez fue desahuciada y lleva un año en la calle. Esta semana fue al albergue a pedir una habitación

04 dic 2016 . Actualizado a las 13:15 h.

La viguesa Amalia Martínez, de 41 años, fue desahuciada hace un año de un piso de Sanjurjo Badía, la Federación Vecinal la apoyó en agosto pero, a día de hoy, sigue viviendo en la calle con su pareja. A principios de esta semana fue operada para retirarle una placa de su muñeca lesionada pero, al salir del hospital, no halló camas libres en el albergue para ella y su novio y durmieron bajo un abeto en el monte de O Castro. «Salí de Povisa con dolor, que luego fue más fuerte y hoy, en O Castro, me levanté fatal, con los ojos hinchados y mi pareja se asustó», relata.

En el 2015 la atropelló un coche y le pusieron placas en brazos y piernas. La clavícula quedó rota. «Aún estoy esperando que me indemnicen», dice. Su mano se infectó y necesitó una segunda operación para retirarle la placa porque «me hacía daño, los médicos me dijeron que a los bichos les gusta el metal».

Tras despertarse al raso en O Castro, se sentó ante la puerta del albergue municipal de Marqués de Valterra para solicitar que le concedan una habitación donde pernoctar por razones de salud y que la ayuden con el papeleo de obtener ayudas sociales.