Un vigués deberá reconocer al hijo que su novia concibió tras las fiestas de carnaval en 1968

La Audiencia ve como indicio de confesión de paternidad que el demandado se haya negado a comparar su ADN con el de su hijo biológico


vigo / la voz

La Sexta Sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, ha declarado la paternidad de un vigués que concibió a un hijo tras conocer a la madre en las fiestas de Carnavales de Salceda de Caselas de 1968. Se trata de un vecino de Budiño que coincidió con una amiga en dichos festejos y esta le presentó a una prima suya, con la que mantuvo una relación de un año y varios meses. No hubo boda y la novia dio a luz a un hijo que el padre no reconoció. Ella lo inscribió con el nombre de pila del demandado, lo que el tribunal no considera mera casualidad. La sala ve otro indicio en que el hombre se ha negado a someterse al test de ADN para cotejarlo con el del hijo que lo demandó, lo que se interpreta como una confesión de que sí es el padre biológico.

El juzgado de primera instancia número 13 de Vigo declaró en febrero al demandado como padre biológico no matrimonial, lo que incluye el cambio de apellido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un vigués deberá reconocer al hijo que su novia concibió tras las fiestas de carnaval en 1968