El Consorcio del Casco Vello compra edificios por primera vez en O Berbés para rehabilitar viviendas

Abanca embarga dos inmuebles en la fachada histórica de la ciudad


Vigo / la voz

El Consorcio del Casco Vello ha decidido coger el toro por los cuernos en O Berbés y dar el empujón que requiere la deteriorada fachada histórica de la ciudad. Para ello, ha acordado por primera vez la adquisición de dos edificios. La operación está a punto de firmarse con el propietario, una vez que se resuelvan los últimos trámites. Los inmuebles en cuestión son los números 5 y 7 de la plaza de la Ribera. El primero de ellos corresponde al antiguo restaurante O Pescador y el segundo es el colindante.

Hasta ahora el consorcio había centrado la mayor parte de sus intervenciones en la parte alta del Casco Vello, sobre todo en la zona de A Ferrería y San Sebastián. Se estrena así en la rehabilitación de pisos en O Berbés, aprovechando dos que estaban a la venta en los soportales.

«Llevamos mucho tiempo con esto, yo diría que años, y hemos llegado a un arreglo más o menos. Llegado a este punto, hay que esperar. Tiene muchos trámites: Concello, Xunta...», comenta el propietario, José Manuel Ruibal. Él mismo explica que los números 1 y 3 de la plaza de O Berbés le han sido embargados por Abanca. «No los puedo recuperar, así que me quedo sin ellos. Es como el que juega a la lotería», apunta Ruibal.

La entidad financiera confirmó ayer que la subasta de dos viviendas y un local se celebró el pasado abril. Indica que «ha interesado en su favor la adjudicación de las viviendas pero, como es habitual en estos procesos, figuran todavía a nombre del demandado (que no expropiado)». Una vez que se emita decreto de adjudicación a favor de Abanca, se inscribirán en el registro.

José Manuel Ruibal teme que en este espacio de tiempo suceda algo en los inmuebles, ya que el número 1 es frecuentado por okupas.

El propietario de O Pescador decidió echar el candado a su popular restaurante hace un par de años tras aguantar 38 al frente del negocio. No solo decidió deshacerse de este local, sino también del resto de propiedades que tenía en el barrio. Desde entonces tuvo varias ofertas, pero las descartó porque le daban «dos perras». Siempre dijo que si el consorcio del Casco Vello le ofreciera una cifra razonable, le vendería los edificios. Sin embargo, en la institución participada por Xunta y Concello pensaban entonces que el precio era superior a lo que le correspondía. «Llevo casi 40 años luchando como un desgraciado y no he recibido más que palos y problemas», decía Ruibal al respecto.

Uno de los principales problemas para la venta de los inmuebles del barrio antiguo es precisamente el elevado precio que les ponen sus propietarios, que está en muchos casos por encima del mercado real. «Detecto un déficit de viviendas grandes, pero, al precio que ponen, a los promotores no les salen las cuentas y hay que dividir el espacio para hacer vivienda pequeña. Por eso, lo que más abundan son los estudios y apartamentos de un dormitorio», explica Carlos Carrera, gerente de la inmobiliaria Trato Directo, ubicada en la calle Gamboa. Este profesional conoce al dedillo el mercado del barrio antiguo y sus entresijos.

 

La Universidad está pendiente de los trámites municipales para poder iniciar su sede institucional

La operación de compra de O Pescador es la segunda que afronta el Consorcio del Casco Vello en O Berbés, aunque la primera fue para un uso institucional. Se trata de tres casas en los números 11, 13 y 15 cedidas a la Universidad de Vigo por un período de cuarenta años (previamente habían sido compradas por allegados a Adolfo Domínguez, pero la operación no logró fructificar y el consorcio tuvo que hacerse cargo de nuevo). Aunque se fijó el 2017 para la conclusión de los trabajos de rehabilitación del inmueble, los sucesivos retrasos han obligado a ampliar el plazo un año más, algo que tampoco es seguro.

Los trámites se iniciaron en el 2014 con la firma de un convenio entre la Consellería de Medio Ambiente y la Universidad para la cesión de los edificios. Un año más tarde, otro convenio, en este caso con la Consellería de Educación, garantizaba casi la totalidad de la financiación del proyecto por un importe próximo a los dos millones. A continuación se convocó un concurso de ideas y se adjudicó al ganador. Sigue pendiente la firma del contrato, la redacción del proyecto, los trámites urbanísticos con el Concello y la contratación de las obras y su desarrollo.

Los edificios se destinarán a sede institucional de la Universidad, centro de lenguas (en el que estudian en torno a 3.700 alumnos), actividades docentes y culturales y programa de mayores.

La rehabilitación de estos tres edificios y los dos que ahora compra el consorcio permitirán la recuperación de buena parte de la fachada de O Berbés, ahora en un estado lamentable.

Oportunidad

Parece que, de esta vez, puede ir. Hay que acabar con la imagen vergonzosa que se ofrece de la cuna de Vigo a los miles de turistas que llegan a la ciudad. Era una asignatura pendiente después de la rehabilitación de la parte alta del barrio y después de tantas humanizaciones por toda la ciudad. Ojalá aprovechemos la oportunidad

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Consorcio del Casco Vello compra edificios por primera vez en O Berbés para rehabilitar viviendas