El puente de la AP-9 en Lepanto será el acceso a la estación intermodal

La propuesta de Fomento elimina la gran rotonda prevista por el Gobierno gallego

.

vigo / la voz

El puente de salida de Vigo por la AP-9 en la calle Lepanto, sobre Alfonso XIII seguirá teniendo uso cuando se construya el edificio comercial de Thom Mayne en la estación del AVE que incluirá una terminal de autobuses. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), dependiente del Ministerio de Fomento, así lo plantea en la propuesta de reordenación de la zona que le ha remitido al Ayuntamiento.

Se trata de una iniciativa que choca con el plan de la Xunta para los accesos al complejo de transportes elaborado hace más de un año. Desde Santiago se consideró que lo más adecuado era derribar las viviendas existentes entre el paso elevado y la estación para construir una gran rotonda. La Xunta reclamó al Concello que se encargara de la expropiación de los terrenos, conforme al acuerdo alcanzado hace una década, pero Caballero se negó.

Esta discrepancia mantiene paralizada la terminal de buses dentro de la del AVE, conocida como estación intermodal, ya que Infraestruturas se negó a hacerse cargo de las expropiaciones. Por el contrario, recalcó que disponía de los algo más de 10 millones de euros previstos para la intermodal.

El informe de ADIF ha sido muy bien recibido por el alcalde, «ya que se eliminan casi en su totalidad las costosas expropiaciones, que no íbamos a realizar. Ahora Fomento plantea solo unos 300 metros cuadrados, una cuestión menor por la que no vamos a discutir», declaró ayer.

A la espera de conocer los detalles, avanzó que el puente sobre la AP-9 será una de las vías de acceso a la estación mixta de trenes y buses y que la salida principal se produciría directamente por la autopista. «No obstante, haremos alguna sugerencia en relación con esto», precisó.

En estos momentos la estación funciona de manera provisional a la espera de que se construya el edificio diseñado por el arquitecto norteamericano Thom Mayne y también la terminal de buses. Por ahora, sistema de acceso es el de siempre, por la calle Lepanto y por la Baixada a la estación directamente desde Urzaiz.

Esta fase provisional se acentuará todavía más cuando se conozca si la oferta presentada para construir el edificio de Mayne en la tercera convocatoria sale adelante. Fue presentada por Inmochan España S.A., del grupo francés Auchan (Alcampo). No se había presentado ninguna propuesta en el 2011, antes de construirse la estación, y tampoco a finales del pasado año, en el segundo intento.

Ante ello, Fomento decidió un procedimiento negociado y finalmente hay una oferta. El sobre se abrirá el próximo mes de diciembre y entonces se conocerán los detalles concretos y si reúne todos los requisitos.

Lo más importante es saber si la empresa aspira al proyecto reducido, de 69 millones de euros, o al original, que supera los 126. La diferencia radica en la superficie construida, muy inferior en la primera opción.

Xunta: «Si Adif acredita que es suficiente, lo aceptamos»

El conflicto por la intermodal de Vigo parecía afectar solo a dos administraciones, pero finalmente será una tercera la que decida. La Consellería de Infraestruturas reclamaba una amplia rotonda previo derribo de los cinco viejos edificios del inicio de Alfonso XIII, lo que exigía del Concello vigués un importante desembolso en expropiaciones, a lo que se negaba.

Ahora ADIF deja las cosas como están y busca realizar el acceso desde el paso elevado, algo con lo que hasta ahora no se contaba. Desde la Xunta no se cuestiona esta solución, aunque tampoco entusiasma. Pese a la interinidad en que se encuentran el Gobierno gallego, pendiente de que el presidente Feijoo nombre un nuevo Ejecutivo, desde Infraestruturas han indicado a La Voz que su propuesta sigue sobre la mesa.

«Nosotros no hicimos ningún cambio. Es Adif quien hace su propuesta y diseña unos accesos sin glorieta. Si acreditan que son suficientes, por nosotros no habrá problema». En Santiago reconocen que el promotor del proyecto de la estación es Fomento. «Si garantizan plena funcionalidad a su planteamiento, estaremos de acuerdo», explican.

El análisis de los accesos se realizará cuando se sepa si la oferta de la empresa de Alcampo es aceptada por Fomento y cual es su alcance. Inicialmente, se planteaba la construcción de unos 42.000 metros cuadrados de superficie comercial y un aparcamiento para más de un millar de vehículos. La clave radica en conocer si la existencia de un complejo comercial y el párking pueden funcionar con los accesos existentes en la actualidad. Y todo ello sumado al tráfico que genera la estación de ferrocarril.

En este último caso, el mantenimiento de la terminal de Guixar, de donde parten los trenes que no utilizan el túnel a Redondela, ha reducido el número de personas que transitan por la nueva del AVE de Urzaiz.

Votación
3 votos
Comentarios

El puente de la AP-9 en Lepanto será el acceso a la estación intermodal