Los padres vigueses decidirán en una asamblea su postura sobre los deberes

La federación propondrá un cambio en las tareas para hacerlas más prácticas

.

vigo / la voz

Fijar criterios, unificar posturas, y aportar ideas sobre los deberes escolares son los asuntos que abordará este mismo mes en asamblea la Federación Olívica de Nais a Pais de Alumnos, Foanpas. Si hasta ahora no se ha pronunciado sobre el tema es precisamente porque no conoce a fondo el sentir de los padres. Solo sabe que, en general, hay de todo, los que no quieren que sus hijos estén esclavizados y los que están satisfechos con la forma de organización, de ahí la necesidad de aunar criterios.

«Hay familias a favor y las hay en contra. Como resultado del debate sacaremos un documento en el que se reflejará lo que piensa la mayoría. A lo mejor tiene que cambiar el concepto de deberes, independientemente de que se pongan o no», comenta la portavoz de la Foanpas, Bertila Fernández. Como ejemplo, indica la posibilidad de incentivar más la lectura de libros, las salidas al campo para estudiar en la práctica la flora y la fauna y las visitas a zonas marineras como Bouzas para conocer el mundo de la pesca y hablar con los marineros. En definitiva, más trabajo en grupo, más salidas a la calle para estar en contacto con la realidad y una mejor conciliación con la vida familiar. Reconoce que en la actualidad ya hay profesores que trabajan con proyectos prácticos, de ahí que no haya unanimidad entre los padres a la hora de valorar los centros.

Estas peculiaridades son las que se pondrán sobre la mesa, junto con otros detalles que permitirán conocer si los escolares vigueses tienen poco o mucho trabajo, si pasan jornadas maratonianas y, si es así, si es positivo que estén hasta las diez de la noche haciendo deberes, al margen del ritmo de trabajo de cada uno. «Algunos niños tienen jornadas más tensas que los adultos. Es bueno que tengan tiempo para saborear una merienda, para ir al parque. A lo mejor hay que empezar a plantearse otras actividades, otros tiempos y otros espacios», apunta la portavoz de los padres. En la actualidad ya son varios los colegios que incorporan actividades más sugerentes para invitar a los escolares a jugar, una dinámica que en los últimos años ha tendido a desaparecer y que intentan retomar muchos centros españoles.

Una vez extraídas las conclusiones de la asamblea, Foanpas celebrará a continuación un foro sobre el mismo tema de los deberes. «Participarán personas relevantes del mundo de la educación, entre ellos psicólogos, pedagogos y otros profesionales de la Universidad», añade Bertila Fernández. Se trata de que los profesionales ayuden a los padres a aclarar las ideas. En principio, lo único que está claro es la división de opiniones. En lo que sí hay mayoría es en la apreciación de que los deberes son excesivos, sobre todo, en la educación primaria.

Entre las dudas que tienen las familias figura el tiempo que deben ocupar las tareas. Existe la llamada regla de los diez minutos, que va sumando este tiempo a medida que pasan los cursos. En primero de primaria serían diez minutos, en segundo, veinte y así sucesivamente.

La confederación de la escuela pública, Ceapa, ha pedido como prueba que el próximo mes no se pongan deberes a los estudiantes durante los fines de semana. La de la enseñanza concertada, Concapa, recomienda entre 30 y 45 minutos los primeros años y hasta dos horas en secundaria.

«Cuando se nos acabe el remanente no podremos pagar el autobús a los escolares»

La preocupación se acrecienta por momentos en el colegio Mosteiro de Bembrive. Hace poco más de un mes, con motivo del inicio del curso escolar, los padres advirtieron que no seguirían pagando el autobús. Hasta ahora abonan un mínimo de 21 euros al mes gracias a las ayudas que reciben. Pero este año, no han tenido ninguna de momento y la situación se agrava. «Cuando se nos acabe el remanente no podremos pagar el autobús a los escolares, porque ya no tocará a 21 euros al mes por cada niño, entonces serán entre 115 y 120 y los padres se van a negar», comenta la presidenta de la Anpa, Margarita García.

A lo largo de este mes la asociación ha intentado ponerse en contacto con la Xunta, pero no lo ha conseguido. «Está todo parado, intentamos hablar con el que lleva el tema en Pontevedra, pero no nos coge el teléfono. Lo que tenemos claro es que no lo vamos a dejar hasta que no nos digan sí o no. Estamos gestionando a través de la Foanpas una declaración en la que nos apoye», indica.

Los padres del colegio Mosteiro entienden que los escolares de este centro sufren una discriminación con relación a los de otros colegios en los que disponen de autobús escolar. En total, son en torno a 240 los alumnos afectados procedentes de diferentes puntos de la ciudad. El hecho de que el centro sea pionero en muchos proyectos educativos y en otros como el banco de libros, es lo que hace que hasta él se desplacen escolares de otras zonas de la ciudad más alejadas.

La Xunta explicó hace menos de un mes que la inspección del servicio de transporte de la Jefatura Territorial de Pontevedra analiza una serie de solicitudes para ver si cumplen los requisitos de acceso al bus escolar.

El banco de libros de Teis se queda sin entregar la mitad

El banco de libros del plan comunitario de Teis se ha quedado con la mitad de los cerca de doscientos ejemplares de texto recabados. «Este año es el que menos hemos recogido debido a los cambios en algunas asignaturas de los dos últimos años; nos pedían libros del 2015 y no teníamos; eran anteriores», comenta Genoveva Cordeiro, coordinadora del plan. De los que más repartieron a última hora fue de la ESO y bachillerato. «No tenía la Xunta suficientes libros para entregar y empezaron a solicitarnos de ediciones anteriores, que les fueron servidos», explica Cordeiro. Admite que todo el sistema es «un poco caótico».

Votación
1 votos
Comentarios

Los padres vigueses decidirán en una asamblea su postura sobre los deberes