Escoba Valiria

Eduardo Rolland
Eduardo Rolland LA BUJÍA

VIGO CIUDAD

16 sep 2016 . Actualizado a las 10:00 h.

Tras conquistar su quinta Escoba de Platino, Vigo debe dar ahora un paso adelante y optar a la Escoba de Acero Valirio. La ciudad más limpia de España necesita un trofeo que barra hasta a los Caminantes Blancos, y los deje aún más blancos todavía. Es la hora de ganar algo realmente épico, digno de Juego de Tronos. Porque la lonja del Concello comienza a parecer el escaparate de Tiffanys. Y, de seguir acumulando galardones, ya sólo falta que, en unos años, veamos al concejal Ángel Rivas sentado en el Trono de Escobas. En Desembarco de Praza do Rei.

Mientras soñamos con nuevos premios, me permito hacer una sugerencia. No es bueno que sigamos obligando a las señoras de Vigo a hacer La Grulla de Karate Kid. Me refiero a la postura de artes marciales que las venerables damas viguesas deben realizar para echar el polvo todas las noches.

La cosa todos la hemos visto. No hay que dar muchos detalles. Consiste, básicamente, en que la abuelita levanta con una mano la bolsa de desperdicios. Con la otra, abre la tapa del cubo de basura. Con un pie se apoya firmemente en el suelo. Y, con el otro, aprieta una palanca, para que se abra el dispositivo.

Y hay que decírselo a nuestros munícipes: La Grulla de Karate Kid no está bien. Hay señoras que se nos van a descalabrar. Las artes marciales no son buenas a partir de cierta edad. Cuando estás menos para Shin-Chan que para Sintrón. Así que, querido gobierno municipal, mejoren el sistema de sus contenedores de basura. No más grulla karateka. Si así lo hacen, estaríamos en el camino que lleva hacia la que nadie tiene: la Escoba de Acero Valirio.