Las AMPA viguesas estrenarán el curso protestando por la zonificación escolar

El lunes habrá una manifestación desde el CEIP de Balaídos y el jueves rodearán con libros los IES Santa Irene y Santo Tomé


vigo / la voz

Con el inicio del curso, se reavivan las reclamaciones que, en materia educativa, vienen reclamando colectivos como la Federación Olívica de AMPA (Foanpas). La entidad, que agrupa a las asociaciones de madres y padres de alumnos de los centros de Vigo y comarca, no esperan más. Estrenan curso y manifestación el mismo día. Así, el lunes, día 12, fecha en la que comienzan los de infantil y primaria, la primera movilización tendrá lugar a las 19.00 horas. La cita es el el CEIP Balaídos y la marcha irá hasta el IES Alexandre Bóveda por ser dos de los centros afectados con diferentes problemáticas.

En el primero, porque cambiaba la adscripción al IES de Beade. Y aunque el jefe territorial de Educación, César Pérez, aseguró anteayer que finalmente «non mudará a situación actual, quedando o centro adscrito ao IES Alexandre Bóveda», al que lleva veinte años vinculado, mantienen la convocatoria porque no se les garantiza la plaza, ya que hay seis colegios más adscritos al instituto de Coia y solo tiene capacidad para albergar cinco clases.

Regina Ibáñez, portavoz de Foanpas, explica que la zonificación o adscripción por zonas de un colegio a otro del ciclo siguiente «está mal hecha y provoca que no haya plazas suficientes para atender a la demanda, a pesar de estar asignados a determinado centro». Aseguran desde la federación que lo que se pretendía hacer este año en el Coia 2 y se hizo antes en el Coia 4 hasta que no pudo estirar más, fue dar plaza a más gente de la que es posible. Pero es una fórmula insostenible. «Si se mantiene en el tiempo implica un recorte por arriba, es decir, si un instituto está preparado para albergar cinco grupos y pretenden meter 6 o 7 todos los años, al final tiene que haber algún recorte, de forma que se elimina un aula de informática, se oferta un bachillerato menos, se masifica e impide atender a los niños con necesidades especiales», conjetura.

El desencadenante de la tensión acumulada que viven las familias tiene su origen en la situación del IES Alexandre Bóveda, un centro de cinco líneas que tiene adscritos cinco colegios que suman siete grupos de sexto. «Educación reconoce por fin que no hay sitio para todos y lo que pretenden es llevarse a los alumnos a institutos que están a 12 kilómetros de sus casas», advierte. Efectivamente, la consellería admitió que reculaba en el caso del CEIP de Balaídos, pero no en el Alfonso Rodríguez Castelao, en Navia, que derivará su alumnado al IES de Valladares.

En Foanpas quieren ir más allá. «Nuestra protesta tiene mucho más trasfondo. No hay sitio porque no está bien repartido y no lo hay desde hace mucho tiempo porque la Administración ha dejado que el problema se agrave. Lo que pedimos es que se rehaga ese mapa después de un estudio profundo y actualizado en el que analicen la capacidad de los centros y la demanda de cada zona. Por ejemplo, la de Navia no se parece en nada a la que tenía», recuerda.

Ibáñez subraya que la justificación del departamento se basa en que en esa zona no hay sitio para todos. «Y es cierto, pero nosotros hemos elaborado un mapa en el que se ve claramente por qué se llega a esta situación». Tras llamar a muchas puertas y encontrarse todas cerradas, en la federación han ocupado el tiempo en un análisis con dos conclusiones principales. «Una, que a veces los niños no van al instituto que tienen más próximo, no sabemos por qué aunque nos parece que detrás hay razones de transporte que la Xunta paga a las empresas desde primaria a la ESO. La otra, que si se repartiese de otro modo, en la zona afectada sí hay sitio para todos». Ibáñez indica que aunque hay dos institutos, pese a ser más grandes que el Bóveda, solo incorporan tres grupos de 1º de ESO. «Nos preguntamos por qué y la respuesta es que tienen aulas reservadas para las necesidades futuras para los que habiendo elegido un colegio concertado, cambian a la pública para hacer bachillerato. Se lo expusimos al jefe territorial y reconoció que era así», afirma aclarando que «no queremos atacar la enseñanza concertada, lo que queremos es defender la pública» No estamos en contra de eso porque tiene derecho, pero no a costa de que los alumnos de la pública ya tengan que desplazarse a otro colegio desde cuatro años antes». Esa es una de las reclamaciones principales.

El jueves, 15, a las 19.00 horas harán una protesta rodeando el Santa Irene y el Santo Tomé con libros de texto en desuso protestando también por la Lomce y el plan de transporte escolar.

Más de 23.000 escolares iniciarán el curso este lunes en Vigo

Las clases en los ciclos de educación infantil, primaria y educación especial arrancan este lunes en Galicia para 200.783 escolares, un 0,2% menos que en el curso escolar 2015/2016 según datos de de la Xunta.

En lo que respecta a la provincia, 294 centros impartirán enseñanzas de educación infantil y primaria en Pontevedra. Y en Vigo, abren sus puertas los colegios que albergarán a un total de 3.962 alumnos de infantil en la enseñanza privada concertada, 144 en la no concertada y 3.317 en la pública. En educación primaria son 9.142 en la privada concertada, 21 en la no concertada y 7.276 en la pública. En educación especial, 113 en la privada y 120 en la pública. En total, más de 23.000 niños y niñas.

Los datos provinciales que facilita la Consellería de Educación revelan que en Pontevedra hay inscritos 36.574 alumnos en la enseñanza pública; 15.247 en centros privados concertados y 845 en centros privados no concertados. Destaca también la disminución de alumnos de nacionalidad extranjera, que pasa de 1.232 a 1.033 y baja también en el resto de las provincias.

A ellos se suman los de toda la comarca, tanto los que forman parte del área metropolitana como los que no están integrados en ella. También empiezan a funcionar los servicios de comedor escolar y los de transporte gestionados por la consellería, así como los que gestionan las Anpas y los Concellos. En el área metropolitana, la Xunta solo subvenciona los menús de de centros escolares en Cangas y en Gondomar.

En cuanto al profesorado estimado, a falta de que se realicen las pertinentes contrataciones de interinos y sustitutos para cubrir las necesidades puntuales que se presenten a inicio de curso, indican que el conjunto del sistema educativo gallego público contará con 30.269 docentes.

La Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria de la Xunta de Galicia también ha adjudicado las obras de mejora previstas para este año en centros educativos de las localidades pontevedresas. En el CEIP Serra-Vincios, en Gondomar, se acometerá la sustitución de ventanas para mejorar el aislamiento del centro. El presupuesto de la intervención, que tiene un plazo de ejecución de un mes, es de 53.980 euros.

Obras en institutos

En Vigo, hay previstas intervenciones en varios institutos, algunas de ellas ya en marcha. La de mayor cuantía es la ampliación del IES de Teis, que alcanza casi el millón y medio de euros. Se incluyen también las renovaciones de las cubiertas del IES do Castro por 178.000 euros y el del IES República Oriental de Uruguay por 157.000 euros.

Votación
1 votos
Comentarios

Las AMPA viguesas estrenarán el curso protestando por la zonificación escolar