La marea lanza su partido sin prever la coalición que le valdría a Podemos

Los alcaldes tampoco cierran la puerta a futuras negociaciones para una alianza


Vigo

 La marea gallega concurrirá a las próximas autonómicas con un nuevo partido político. Esa es la fórmula electoral aprobada ayer por una mayoría aplastante en la asamblea constituyente, que reunió a lo largo de todo el día en Vigo a más de un millar de personas. La creación de una nueva organización para ensanchar la base social de En Marea añade mayor incertidumbre al desenlace de la candidatura, toda vez que Podemos ya ha advertido que no se integrará en esta fuerza; de hecho, en la consulta telemática y vinculante a sus bases que arranca hoy y termina el martes, solo hay dos opciones: o ir en solitario o en coalición. Y esta alianza no está prevista en la fórmula aprobada ayer, lo que deja todo sujeto a futuras negociaciones, un escenario que no descartan los propios alcaldes que han conducido hasta ahora el proyecto político. «Salvo la muerte todo es posible», dejó caer Ferreiro al ser preguntado sobre una posible coalición. 

Los reproches

Sin embargo, pese a dejar esta puerta abierta al final del día, los mensajes lanzados durante la jornada fueron para presionar a Podemos a sumarse al proyecto. Xosé Manuel Beiras, que mostró su confianza en que finalmente se unan, advirtió: «As reivindicacións partidistas rompen a unidade». Y los tres alcaldes se expresaron también en términos análogos. «No nos cabe ninguna duda de que Podemos va a estar en este proceso», pronosticó Xulio Ferreiro, el alcalde de A Coruña. «Hai xente de Podemos que está aquí», dijo en referencia a Antón Gómez-Reino y Ángela Rodríguez, presentes en la asamblea. «Creo que a xente que se incorporou dende a súa fundación non está para defender unhas siglas e unha cor, senón para propiciar un cambio político». Sin embargo, Carmen Santos, secretaria xeral de Podemos Galicia, no estuvo en toda la jornada y participó en el acto de clausura para escenificar su apoyo a la marea. La líder del partido, parte de la dirección y la mayoría de las bases no respaldan el partido instrumental creado ayer.

En su comparecencia ante los medios, ya por la tarde, Carmen Santos volvió a mostrar su preferencia por una alianza en coalición para las autonómicas, pero dejó todo a expensas de lo que decidan las bases en la consulta telemática. La secretaria xeral volvió a apostar públicamente por que el modelo de la candidatura se asemeje a la fórmula catalana de En Comú Podem, liderada por Ada Colau. «É positivo que Carmen estea hoxe aquí», subrayó Noriega por la tarde en tono conciliador.

La consulta telemática de Podemos Galicia, que arranca hoy y cuyos resultados se conocerán el martes, hace que todo el escenario quede abierto para intensas negociaciones a lo largo de la primera semana de agosto. La dirección estatal de Podemos apuesta por que el partido se sume a la marea, pero los documentos aprobados en Vista Alegre impiden que la marca de Podemos pueda diluirse en un partido instrumental, un escenario que no se incluye en la pregunta vinculante remitida a las bases para que voten. Es decir, o hay una coalición, o el partido de Pablo Iglesias se presentará solo.

«Parece que hay dos coches que circulan en paralelo haciendo una carrera, que ahora están acelerando, y que se retan a ver cuál es el que frena antes», precisaba uno de los participantes en la asamblea constituyente de ayer. Todo sigue abierto pese a que el tiempo apremia.

Un proyecto que sigue sin aclarar el candidato y que resolverá sus primarias en 20 días

Más allá de las llamadas a un candidato de consenso y la calculada ambigüedad de Beiras sobre cuál será su papel en la candidatura, la jornada de la asamblea constituyente de la marea no sirvió para despejar las dudas. Y ello es así porque todo depende de lo que ocurra con Podemos.

El documento para la elección de candidatos de las mareas, aprobado por el plenario de la marea constituyente, supone que las primarias se resolverán en un tiempo menor a 20 días, aunque falta por concretar el día que se iniciará el proceso. Además, la fórmula que ha contado con luz verde de la asamblea permite presentar listas de consenso, pero el candidato no estará ligado a ellas, sino que deberá hacerlo de forma individual.

La elección de la persona candidata a la presidencia de la Xunta, tal y como consta en los documentos aprobados, se hará por censo de la marea a nivel gallego, mientras que el resto de los candidatos se elegirán en función de cada una de las circunscripciones gallegas, con las personas inscritas correspondientes a cada provincia. Pueden participar personas a partir de 16 años de Galicia o que acrediten residencia en la comunidad.

El hecho de que se puedan presentar listas agrupadas permite que se creen candidaturas de consenso e integradas por todas las sensibilidades que conforman la marea pero, en todo caso, el voto a cada uno de los candidatos será individual, lo que se conoce como listas abiertas. De todas formas, el sistema se habilitará con voto ponderado y se realizará corrección de género, ya que las candidaturas se confeccionarán por el sistema conocido como cremallera.

La marea aprobó ayer su código ético con una limitación en los mandatos de ocho años. Los candidatos no podrán estar inmersos en ningún proceso judicial como imputados por corrupción o delitos de xenofobia o violencia machista. Para presentarse a candidato a la presidencia de la Xunta se necesitarán un centenar de avales.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
45 votos
Comentarios

La marea lanza su partido sin prever la coalición que le valdría a Podemos