«No pongan en riesgo la pelota»

Berizzo trabaja en los entrenamientos insistiendo en el manejo del balón


Vigo / La Voz

«No pongan en riesgo la pelota» insistía ayer Eduardo Berizzo al dar indicaciones a sus jugadores durante el entrenamiento de ayer. Porque para el preparador del Celta el fútbol se concentra en el balón, y por lo tanto él es el que manda. Tanto, que el técnico remarcó una y otra vez la necesidad de manejarlo y buscar la mejor salida para llegar con él al área rival. Si el juego está basculado a un costado, indicaba el Toto, y no hay una vía clara y segura para avanzar con el esférico, la solución debe ser cambiar la orientación del juego y encontrar un camino válido para continuar sin perder el esférico.

La receta del Toto es simple y eficaz, pero ponerla en funcionamiento no siempre resulta tan fácil. Por eso ayer la repasó con sus jugadores. Con el grupo dividido en dos equipos y con tres porterías sobre el césped principal de A Madroa, hizo hincapié en el trabajo de presión, en las marcas al rival y en sacar el balón jugado. Al grito de «¡Pase, pase, pase!» Berizzo reclamó protagonismo para el esférico, uno de los pilares de la filosofía del Celta.

La temporada pasada el cuadro céltico concluyó la Liga siendo el tercer equipo que más posesión había manejado, con un promedio del 55 %, solo por detrás del Barcelona y el Real Madrid, y ocupando la décimo séptima plaza en el uso del balón en las grandas ligas europeas. En el apartado de precisión en el pase, los vigueses fijaron su promedio en un 79,5 % que les situó cuartos en el ránking de la Liga.

El Toto intentará que esa idea se prolongue esta temporada, y de ahí que la pelota sea protagonista en todas las sesiones de entrenamiento, a pesar de que la pretemporada tiene una enorme cantidad de carga física.

La osadía, el juego por las bandas e imprimir un ritmo vertiginoso al fútbol cuando entra en su fase más ofensiva también son parte de la identidad céltica y aspectos que durante los últimos días trabajó el grupo sobre el césped de A Madroa.

Desde la vuelta de vacaciones, y siguiendo el sistema de trabajo de las temporadas anteriores, Berizzo se ha encargado sobre todo de dirigir el trabajo defensivo, mientras que Ernesto Marcucci se enfoca con los jugadores de corte ofensivo. La conexión con las bandas, los centros laterales y los remates son parte del día a día de un grupo que ayer combinó a Rubén, Planas, Hugo Mallo, Sergi Gómez, Cabral, Wass, Pape, Drazic, Naranjo y Aspas en uno de los onces del ejercicio final. Sergio, Jonny, Costas, Alende, Lemos, Radoja, Borja Fernández, Gus Ledes, Brais, Pedro y Borja Iglesias, en el otro.

Guidetti, Díaz y Fontás trabajaron con el grupo

El entrenamiento de ayer estuvo cargado de novedades en A Madroa. John Guidetti y Marcelo Díaz, que habían dispuesto de más días de descanso por su participación en la Eurocopa y en la Copa América Centenario, respectivamente, se sumaron a los entrenamientos en A Madroa. Participaron con el grupo en las rutinas con carga, en rondos y en algunos ejercicios, pero en la última parte de la sesión entrenaron por su cuenta trotando por el césped para no forzar en exceso. Junto a ellos estuvo Álex López, que continúa pendiente de su futuro.

El que siguió el mismo guion de trabajo de Díaz y Guidetti fue Andreu Fontás, que tras una larga espera por fin se pudo sumar al trabajo con el resto del vestuario. El defensa está recuperado de su lesión y ahora se pondrá a punto al mismo ritmo que sus compañeros.

El que todavía tiene unos días de descanso es Tucu Hernández, que ayer, al abrir cuenta en una red social, subió una fotografía en la que indicó que estaba «recuperándose para poder volver a las canchas con todo».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«No pongan en riesgo la pelota»