Nace en Vigo la percha que evita planchar

Juan Manuel Fuentes Galán
juanma fuentes VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

MARTA CLAVEROEMILIO CERVIÑO

Bautizada como iPress y fabricada en la ciudad, realiza esta tarea sin esfuerzo

22 jun 2016 . Actualizado a las 15:46 h.

Existe amplia coincidencia en que la tarea de planchar es de las menos gratas de las actividades domésticas. Y a la vez, prácticamente inevitable. Teniendo en cuenta estas premisas, Juan Garrote ha diseñado un sencillo aparato que soluciona esta labor de forma cómoda y eficaz. Tras un complejo proceso de promoción y difusión, se prepara para dar el salto a la venta masiva.

-¿De dónde le surgió la idea?

-He sido comercial bastantes años y necesitaba planchar camisas todos los días. Empecé a darle vueltas y, unido a mis conocimientos de biología, diseñé este aparato al que he bautizados como iPress.

-¿Así de sencillo?

-Bueno, no tanto. Yo trataba de evitar planchar, colocaba bien las camisas en las perchas de los hoteles, pero era inútil.

-¿Y...?

-En este proceso observé que las prendas de ropa arrugadas se pueden planchar en el propio cuerpo. Se produce este resultado por la conjunción de la tensión de la ropa puesta más la hidratación del cuerpo. Y eso mismo es el iPress,

-O sea, unas varillas que se ajustan para tensar la prenda. ¿Nada más?

-No, qué va. Es una de las claves, pero la fundamental es utilizar el pulverizador que forma parte del equipo. Al rociar la prenda con agua se separan las moléculas y desaparecen las arrugas.

(La entrevista se para y Juan Garrote monta el aparato utilizando una arrugada camiseta. Es necesario para el fotógrafo y, de paso, se convierte en una demostración. Indudablemente, el aparato realiza una función similar a la de la plancha. «Pero no es por el tensado de la ropa», recalca, ya que donde no se pulveriza la ropa se mantienen las arrugas).

-¿Qué ocurre si se utiliza con ropa recién sacada de la lavadora?

-Es una buena solución y el proceso se desarrolla todavía de forma más rápida.

-¿Cuánto tiempo lleva en esta aventura?

-El iPress lo desarrollé hace tres años y llevo uno comercializándolo. Desde entonces no me dedico a otra cosa. No es algo sencillo, pues después de concretar la idea es preciso registrar la patente, fabricar los moldes y dedicar al proyecto una importante cantidad de dinero.

-¿Mucho?

-Aproximadamente he invertido 80.000 euros. Al perder mi empleo recibí una indemnización que he destinado en su totalidad a este proyecto.

-¿Ha vendido muchos aparatos?

-Calculo que unos 4.000. Ayuda que es un producto barato, solo 25 euros.

-¿Es difícil de manejar?

-Para nada. Es cuestión de colocar la prenda y tensar las varillas. Después, se pulveriza por ambos lados y habéis comprobado que la prenda queda como recién planchada

-Ya, pero no cubre todo el espectro del vestuario...

-El iPress permite planchar camisas, camisetas, vestidos y similares, pero ahora mismo estoy diseñando un segundo aparato para los pantalones. Estoy en ello.

-¿Cómo se pone en el mercado un producto de este tipo?

-Es la pregunta del millón y no hay respuesta de manual. Cada uno sigue su camino. El iPress se ha estado ofreciendo en los últimos meses en un conocido programa de venta por televisión vinculado a unos populares grandes almacenes. Ahora no ya que lo estoy ofreciendo en una página de Internet (Kickstarter) que es una especie de crowdfunding. Me he marcado un objetivo en ventas (20.000 euros) hasta finales de junio y espero conseguirlo. Si no lo alcanzo todo el lote quedará anulado, pero espero lograrlo, aunque no es sencillo. En ese momento hay en esta página 52 proyectos diferentes de 15 categorías distintas.

-¿Eso es todo?

-Por supuesto, lo intento donde veo mercado. Por ejemplo, estoy en negociaciones con una conocidísima cadenas de tiendas del ramo textil. Y sigo pensando en otras vías.

-¿Le fue difícil conseguir un sitio donde fabricarlo?

-Es un taller de Cabral, aquí en Vigo. Trabajo muy a gusto con ellos, son unos buenos colaboradores.

-Percha para camisas y en el futuro para pantalones. ¿El kit del planchador sin plancha se ampliará más?

-Sigo dándole vueltas y últimamente también ofrezco fragancias con olores para añadir al agua del pulverizador. Así, además de planchada, la prenda queda con buen olor. El que cada uno quiera, hay varios tipos.