Caballero abre un frente para traer Patrimonio Cultural a Vigo

El alcalde quiere la capitalidad de hecho para lograr todos los servicios pendientes


vigo / la voz

En los últimos años, la ciudad ha conseguido buena parte de los servicios administrativos que distinguen a una capital de provincia. Sin embargo, aunque están la mayoría no son todos. Por este motivo Caballero abanderó en los últimos meses la modificación de la ley del Área Metropolitana para que la ciudad fuera considerada a estos efectos capital de provincia, una propuesta a la que acaba de sumarse el Partido Popular.

El alcalde puso ayer un ejemplo de lo que podría suponer dicha capitalidad administrativa. «Deberíamos tener aquí el servicio de Patrimonio Cultural ya que actualmente para cualquier gestión o consulta tenemos que ir a Pontevedra», señaló.

Con seguridad Caballero tiene en mente una oficina autonómica que el Concello visita cada poco, normalmente cuando en una obra municipal aparecen restos arqueológicos. Lo habitual es que los trabajos queden paralizados hasta que Patrimonio Histórico resuelve.

Es el caso ahora mismo de la construcción del segundo tramo de las escaleras mecánicas de Segunda República, que cuando estén finalizadas permitirán subir sin esfuerzo desde la Porta do Sol a la trasera del Concello. Las catas realizadas permitieron descubrir en su trazado restos de la antigua muralla que ahora analizan los arqueólogos de la Xunta.

Esta situación se ha repetido en la mayoría de las obras que se ejecutan en el Casco Vello o en las zonas litorales e incluso en O Castro, donde hubo pobladores hace miles de años. Por ejemplo, tuvo que dar el visto bueno al proyecto urbanístico del Barrio del Cura, ahora en el aire tras la suspensión del Plan Xeral.

Pero el hecho de reclamar una oficina que forma parte de la Consellería de Cultura evidencia que la mayor parte de las peticiones de la ciudad se han ido cubriendo en los últimos años. Lograr el desdoblamiento de la Audiencia fue quizás la batalla más complicada dadas las resistencias que encontró. La primera sección llegó en el año 1999 y después una segunda por cuatro existentes en la ciudad de Pontevedra. Una vez en servicio ambas se ha constatado que tienen mucha más actividad que las capitalinas.

También fue laborioso y llevó año que Tráfico instalara una oficina local en Vigo. Hasta el 2003, cualquier trámite con un vehículo o un permiso de conducir obligaba a desplazarse a Pontevedra. Trece años después ya está olvidado y ahora se constata que la oficina de Vigo tiene mayor movimiento que la sede central en la capital.

En un plano político-administrativo, Xunta y Diputación dieron a Vigo rango de capital al instalar sedes oficiales en la ciudad y en el caso autonómico nombrando al único delegado que no tiene su despacho en una capital de provincia. Todos las consellerías tienen sede en Vigo pero Patrimonio Cultural, dentro de la Consellería, es una de las ausencias y su demanda comenzó ayer.

Rango de capital en el Área Metropolitana, que estará en julio

El alcalde vigués será en el plazo de unos meses presidente de la primera Área Metropolitana que se crea en Galicia. Y, además, el texto de la ley que la promueve incluirá una mención a que la mayor ciudad gallega tendrá a efectos administrativos (que no políticos) el estatus de capital de provincia.

La reclamación formulada en los últimos meses por Caballero parecía condenada al fracaso ya que el PP no estaba por la labor y el regidor primaba la puesta en marcha del Área por encima de algunas demandas que pudieran quedar sin atender.

Sin embargo, el PP ha decidido subirse al carro de manera sorpresiva, posiblemente para no dejar en sus manos a pocos meses de las elecciones una petición que suena bien a la ciudadanía. Ayer lo hizo oficial el diputado popular Javier Dorado y Caballero recibió la noticia como era previsible: «Después de tantos años se han visto obligado a reconocerlo», declaró.

La otra buena noticia para la tramitación de la ley metropolitana es que la Marea de Vigo (y en Santiago su grupo hermano Alternativa Galega de Esquerda) ha decidido no presentar una enmienda a la totalidad de esta norma, lo que podría retrasar su debate en pleno. Teniendo en cuenta lo ajustado de los plazos en la fase final previa a las elecciones autonómicas de octubre, es un hecho trascendente.

De hecho, ayer Dorado dio como probable que el último pleno antes de las vacaciones, en la primera quincena de julio, podría ser el del Área Metropolitana de Vigo. Es el calendario que maneja también Caballero, por lo que hay acuerdo en este asunto entre PSOE y PP.

Constitución en octubre

Si finalmente sale adelante en esa fecha entrará en vigor tras el verano y podrá empezar la tramitación administrativa para su puesta en marcha efectiva. Meses atrás Caballero avanzó el 25 de octubre como la fecha para la constitución de la asamblea, y a continuación se pondrá en marcha el comité ejecutivo y el resto de sus órganos.

Atendiendo a las promesas de Caballero, su primera decisión como presidente será dar vía libre al ingreso de nuevos concellos, aunque aquí no coincide con el PP. A los 14 miembros actuales se quieren sumar 9 ayuntamientos más, pero los populares exigen que el Área tenga continuidad geográfica, lo que dejaría fuera a A Guarda, bloqueada por O Rosal y Oia, que por ahora no han manifestado interés en incorporarse. Sin embargo, eso no sería obstáculo para que se incorporara Ponte Caldelas, que tienen vecindad geográfica con Soutomaior y Fornelos de Montes.

Por si acaso, además de la conexión territorial, el PP exige a los nuevos concellos que tengan «vinculación económica y social» con Vigo, un requisito menos cuantificable que el primero y que puede dar lugar a problemas.

Ampliación

La tramitación en estos casos es larga. Primero el pleno del concello interesado, después el consello del Área y finalmente la Xunta, que por tanto tendrá la última palabra. El debate encierra connotaciones políticas ya que el territorio actual de 14 concellos alrededor de Vigo puede terminar agrupando a todo el sur de la provincia encabezado por el alcalde de Vigo.

Caballero deja de lado la vinculación económica y social y se centra en la vecindad geográfica. El alcalde vigués dice no entender que A Guarda pueda no entrar en el Área si no lo hace O Rosal u Oia. «¿Y que ocurre si se va alguno que deja a otro aislado?», se pregunta.

Dejando de lado este fleco en todo lo demás hay acuerdo, especialmente tras aceptar el PP que el texto de la ley incluya la opción de que el Área pueda recibir financiación procedente de los tributos del Estado y de la Xunta, que también llevaba tiempo reclamando.

Del Camino de Santiago a los bienes históricos

En la década pasada Vigo logró subir un escalón cuando la Xunta decidió reconocer su estatus de primera ciudad gallega otorgándole una delegación autonómica con su propio delegado. Ello obligó a dividir la provincia entre Pontevedra, 47 municipios, y Vigo, los 14 restantes aunque con una población aproximada. Además de repartir el territorio se dividieron la oficinas aunque todas las consellerías tiene presencia en las dos delegaciones. Pero Patrimonio Cultural es de las que se han quedado en Pontevedra.

El estudio y conservación del patrimonio material e inmaterial es la labor de esta Dirección Xeral, que coordina actuaciones en materia de patrimonio histórico, arqueológico, paleontológico, artístico y etnológico en todas sus manifestaciones, así como en materia de museos. Entre otras cuestiones, tiene a su cargo la conservación y recuperación del Camino de Santiago, las declaraciones de interés cultural y la restauraciones históricas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Caballero abre un frente para traer Patrimonio Cultural a Vigo