«Donar médula ósea ni es complicado ni duele. Podría haber salvado a mi hermano»

El deportista vigués David Gil coordina la marcha «700 Camisetas contra la Leucemia», destinada a aumentar el número de donantes


vigo / la voz

En el año 2001, al vigués Francisco Gil le diagnosticaron leucemia. Tenía entonces 33 años y falleció cinco después sin haber conseguido un donante de médula para un trasplante que le hubiera salvado o alargado la vida. Pasado el amargo trago, su hermano menor, David, que se dedica profesionalmente al deporte, inició una campaña que no terminará hasta que logre su objetivo. Y no acaba porque la meta es tratar de que siga creciendo el número de registros de donantes en todo el país. Para ello, hace siete años inició una acción destinada a sensibilizar a la población: la marcha 700 Camisetas contra la Leucemia, con salida desde Vigo y llegada en Pontevedra. La nueva edición (la séptima) se celebra el 12 de junio y aún están las inscripciones abiertas, aunque ya hay más de 400 personas apuntadas.

-¿Cómo empezó?

-Por la necesidad de que aparezcan nuevos registros de médula ósea en nuestro país, ya que así como en la donación de órganos y de sangre somos punteros, en este tipo de donación, no tanto. En el 2009 me decidí a recorrer Galicia corriendo. Durante 10 días hice 500 kilómetros en los que entregué cien camisetas en cada uno de los siete hospitales de las mayores ciudades de la comunidad en los que se formalizan los registros de los nuevos donantes, para los siguientes 700 nuevos registros. Comenzó así y a partir de ese año se sigue haciendo, recordando la primera etapa del recorrido con una marcha que se puede cubrir caminando o corriendo. Viene gente de toda Galicia y la repercusión es muy importante. Este año, además, nos acompañará el grupo del proyecto Discamino, promovido por el policía Javier Pitillas, que entrena a personas con discapacidad.

-¿Qué conclusión saca de estos años de campaña? ¿Ha servido de algo?

-Sí, de mucho. Me puedo congratular de que con esta iniciativa he aportado al menos mi granito de arena. En el 2005, estando aún mi hermano vivo y en la lucha, empezamos a dar información sobre este tema. De aquella había 20.000 donantes en toda España. A día de hoy hay cerca de 220.000 en toda la península y en Galicia aumentó también mucho. Según los últimos datos oficiales, a 1 de enero del 2015 había 4.235 donantes y el 1 de enero del 2016 subió a 5.582.

-¿El único remedio es que aparezca un donante compatible?

-En este caso, sí. El tipo de leucemia que tenía mi hermano tiene muy malas estadísticas en gente adulta y como no aparecía un donante compatible le hicieron dos autotrasplantes. Eso le ayudó, en un caso durante siete meses y en el otro, trece meses. En aquel momento apareció un donante compatible, alemán, pero no lo era al cien por cien. Una vez descartado, procedieron a un tratamiento paliativo y no hubo solución. A mí me mueve el sentido positivo que le di a lo que le pasó a él. Decía que no le gustaría ver a su hija en un hospital con esta enfermedad, y eso se puede remediar para ella y para todos, si hay donantes compatibles. Yo soy consciente de que algunos de los registros que se han formalizado a través de 700 Camisetas han sido donantes efectivos de algún paciente en alguna parte del mundo, con lo cual puede haber dos, tres o cuatro vidas que se han salvado.

-¿Hacerse donante es un proceso complicado o doloroso?

-No. Ni es complicado ni duele. Y salva vidas. Puede que la de mi hermano. Pero una cosa es formalizar el registro. Eso supone que hay una extracción de sangre que se analiza para que vaya al banco universal, que en España está en la Fundación Carreras. En ese momento pasan a vincularte con cualquier enfermo que necesite una médula compatible. Otra cosa es la donación en sí, que se hace cuando aparece un receptor compatible. Entonces se procede a unificar el punto de recogida de la muestra y enviarlo para hacer un trasplante. Antes se hacía con un pinchazo para extraer médula del interior del hueso y se transfundía al receptor,. Ahora se hace por un sistema que llaman donación de sangre periférica.

-¿La marcha la puede hacer cualquiera o hay que estar muy en forma para cubrirla?

-No es muy difícil, pero se necesita una preparación mínima. El año pasado hubo 221 inscritos y en esta ocasión ya superamos los cuatrocientos. Además de contribuir en lo que pueda a que la gente se informe y llegado el caso, decida ser donante, mi aspiración es que el nombre de la marcha, 700 camisetas, alcanzó el mismo número de inscripciones y agradecer la solidaridad de la gente.

-Participar no implica comprometerse a ser donante o hacerse las pruebas, ¿no?

-En absoluto. De hecho la edad para que te acepten está entre los 18 y los 55 años y tenemos participantes con más y menos edad. El punto en el que yo quiero unir a todos es en el de la información.

-¿En qué sentido?

-Por ejemplo, muchos piensan que como son donantes de órganos, ya sirve, Y no tiene nada que ver con este tipo de donación, para la cual hay que dar otro paso.

La ruta. Saldrá del Centro Comercial A Laxe el 12 de junio y finalizará en la Praza da Peregrina de Pontevedra. Hay dos rutas: 32 kilómetros corriendo y 35 andando.

 Inscripciones. En la página de Facebook 700 Camisetas Contra La Leucemia o por e-mail a inscripcion7mleu16@gmail.com.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Donar médula ósea ni es complicado ni duele. Podría haber salvado a mi hermano»