vigo / la voz

«La competencia en materia y disciplina del tráfico en los citados viales [en el interior del Hospital Álvaro Cunqueiro], así como la denuncia de las infracciones que en los mismos se cometan, debe entenderse atribuida, con arreglo a la normativa vigente, al Municipio de Vigo». Con esta frase, la jefa provincial de Tráfico, María Isabel Alonso de Linaje Calzada, da la opinión de la DGT sobre el conflicto que desde la apertura del centro hospitalario enfrenta a los gestores sanitarios con el Concello vigués. Ante la falta de acuerdo y la gravedad de la situación generada, el Servicio Galego de Saúde (Sergas) acudió al juzgado en marzo y desde entonces la situación ha mejorado.

En su escrito, la DGT puso en conocimiento del fiscal la «inacción» del Concello sobre la caótica situación del recinto en lo relativo al tráfico, lo que tiene consecuencias en el acceso de los autobuses y de las ambulancias. El Sergas dio el paso «ante las reiteradas denuncias ante la Policía Local de la falta de regulación del tráfico en el recinto del hospital».

El informe de la DGT avala las tesis de la administración sanitaria y alude para ello a la normativa vigente. En este sentido, cita la ley 4/2007 sobre coordinación de policías locales, que hace coincidir su ámbito de actuación con el término municipal. En el plano urbanístico, considera que tras la entrada en servicio del hospital ha adquirido la condición de suelo urbano. La titularidad autonómica no es un impedimento para que actúe la Policía Local, a juicio del organismo estatal encargado de la gestión del tráfico. Señala que entenderlo así «contribuiría a dejar en una absoluta indefinición la referida competencia en vías urbanas titularidad de una administración distinta a la municipal».

Para la DGT, esto es entendido así por el Ayuntamiento vigués «cuando asume aquellas competencias respecto de vías que perteneciendo a otras administraciones se encuentra en su término municipal». En la ciudad existen viales que en fechas recientes pasaron del Ministerio de Fomento o de la Xunta de Galicia al Concello (Travesía de Vigo, avenida de Castrelos o avenida del Aeropuerto) y nunca dejó la Policía Local de intervenir.

En el caso del hospital, la negativa a que los agentes municipales actuaran en el hospital fue defendida en diversas ocasiones por el propio alcalde. Caballero llegó a comparar los viales del hospital con el garaje del edificio donde reside, descartando que un problema entre vecinos fuera a resolverlo la Policía Local.

El malestar de los conductores de ambulancias y de autobuses urbanos se hizo patente, sin que el gobierno municipal modificara su criterio. La variación se produjo hace varias semanas coincidiendo con el escrito del Sergas al fiscal. A partir de ese momento agentes municipales acudieron al hospital en varias ocasiones e impusieron multas. También los bomberos, que forzaron el cierre al tráfico del área donde se encuentran las bocas de riego. Quieren que estén siempre accesible por si se produce un incendio en el complejo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La DGT responsabiliza al Concello del caos de tráfico en el Álvaro Cunqueiro