Un testigo vigués de la angustia en Idomeni

El fotógrafo Juan Teixeira retrata la vida cotidiana de los refugiados sirios, fijando el foco en los niños

Los pequeños juegan en sus endebles hogares improvisados.
Los pequeños juegan en sus endebles hogares improvisados.

vigo / la voz

El pasado mes de marzo, el fotógrafo vigués Juan Teixeira agarró su cámara y su petate y se plantó en el campamento de refugiados de Idomeni. Como reportero gráfico freelance, su intención no era otra que documentar desde su punto de vista, la tragedia que viven miles de personas hacinadas en ese pedazo de tierra que separa a Grecia y Macedonia.

El pequeño pueblo tiene una decena de casas a las que se han ido sumando las tiendas de campaña de los refugiados que se quedaron allí al cerrarse la frontera. «No está vallado ni hay ningún tipo de restricción para entrar o salir», cuenta.

Durante diez días pudo comprobar en primera persona la dureza de la situación que atraviesan los sirios que huyen de la guerra, en un barrizal mientras esperan vislumbrar un futuro en el que poder recuperar sus vidas.

El vigués ya había estado en Grecia en otras ocasiones y esta vez su interés se focalizó en el campamento. «Fui en avión a Tesalónica, y desde allí a Idomeni en coche», recuerda. El sufrimiento de los niños ha sido uno de los puntos de atención que se refleja en sui serie Idomeni Kids. «Lo que más me impactó ya no es solo cómo viven, dónde duermen o qué comen, sino la situación psicológica en la que se encuentran. Al estar un tiempo ves que están hundidos tras cuatro años aguantando una guerra en condiciones lamentables, huir con lo puesto. Tras arriesgar su vida, al quedarse a las puertas de Europa se vienen abajo. No entienden qué pasa», cuenta. «La otra cara es la esperanza de ver a los voluntarios y oenegés de tantos países que se prestan a cubrir las necesidades básicas de esta gente que tendrían que cubrir los gobiernos», critica.

Durante esos días, el fotógrafo residía en un hotel en la localidad de Policastro, a 10 kilómetros. «Iba temprano y me quedaba hasta el anochecer. Estando allí también sientes impotencia por no poder hacer más. Llevaba algo de dinero recaudado en Vigo, pero habiendo 15.000 personas, de poco sirve. Trataba de distraer a los niños dándoles clases de fotografía, llevaba a gente en coche o compraba medicinas que me pedían», recuerda.

Teixeira reconoce que siempre acaba haciendo fotos de temática social «porque lo que me interesa es transmitir lo que vive la gente en otros lugares del planeta».

Su primer destino como freelance fue Kosovo, hace 5 años. Más tarde se fue a Irán, Ucrania, Sudamérica, Palestina e Israel. Lo que lamenta es no poder dedicarse de lleno a este trabajo. «Hoy en día no puedo vivir solo de ello y lo complemento con otras tareas fotográficas, desde bodas en verano, actos, conciertos... Además tengo una empresa con mi familia dedicada a la organización de eventos culturales». Juan fue uno de los emprendedores que montó negocio, una galería-tienda, en el Casco Vello alto. «Duró menos de un año. Sigue complicado vivir de algo relacionado con la cultura», asegura.

De Idomeni se fue a Ucrania, donde tenía varios encargos, «entre ellos, un reportaje sobre el 30 aniversario de Chernóbil», explica. De los lugares en los que ha estado, es en Ucrania donde reconoce que más miedo pasó. Estuvimos en Donbass, cerca de las bombas. También le impactó, en Palestina, «ver cómo viven, como en Idomeni, pero desde hace 20 años». Ahora, ya en Vigo, busca apoyos para montar una exposición que compartirá con otros periodistas gráficos que han cubierto crisis humanitarias.

Ansias de viajar y la necesidad de contarlo

Al fotógrafo le ha gustado siempre viajar. «Desde los 20 años me he movido bastante y llegó un momento en que me planteé cómo poder compaginarlo con la fotografía, que es el medio que me apasiona para trabajar. Estudié un máster de Periodismo en Bilbao y pude combinar ambas cosas, el ansia de viajar y la necesitad de contarlo a través de texto e imágenes». Ahora colabora con una agencia de fotografía y vende sus reportajes a varios medios de comunicación, compaginándolo con otras tareas relacionadas con la imagen.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un testigo vigués de la angustia en Idomeni