Acusado un empresario vigués por usar una sociedad de Panamá para defraudar

Piden cárcel para el promotor por simular préstamos y ocultar 1,4 millones de ingresos al fisco


vigo / la voz

El promotor vigués A. N.-T.L. se enfrenta a dos años y medio de cárcel, multa de 872.000 euros y la devolución de 436.272 euros a la Agencia Tributaria como supuesto autor de un delito contra la Hacienda Pública en el 2009. El fisco lo acusa de usar cuatro sociedades pantalla dirigidas por familiares o testaferros, una de ellas radicada en Panamá, para defraudar más de 436.000 euros. El juicio al empresario se celebró ayer en el juzgado de lo penal número 3 de Vigo.

El truco consistía en simular la concesión de préstamos entre las cuatro empresas para desgravar impuestos. La defensa intentó demostrar que el entramado era perfectamente legal pero Hacienda considera que se trata de un fraude porque, en realidad, el empresario redistribuía sus ingresos entre sus propias empresas instrumentales, dinero que nadie declaraba. De haber sido una serie de préstamos participativos, como dice el empresario, las sociedades tendrían que haber devuelto ese dinero y fijar un plazo para el vencimiento, lo que no hicieron, ni tampoco establecieron una garantía de devolución.

El juicio duró toda la mañana de ayer porque el debate se centró en si esa práctica podía ser legal o no, pues, según la defensa, las operaciones empresariales cabía interpretarlas de varias formas.

Los hechos en discusión transcurrieron entre el 2009 y el 2013. El implicado ejercía como administrador único de Promociones P.P. SL, constituida en Vigo en el 2004, donde mantuvo su domicilio fiscal hasta el 2013. La empresa se dedicaba a comprar suelo urbano o rústico o explotarlo en arrendamiento. La esposa del acusado era titular del 99,9% de las participaciones sociales.

La Fiscalía señala que el acusado y administrador adoptaba las decisiones relativas a la gestión y administración social y tributaria. En el 2009, declaró por Impuesto de Sociedades una base imponible de 1.843 euros, a pagar 308 euros a Hacienda. El fiscal le acusa de omitir cuatro ingresos entre mayo y diciembre del 2009 por valor de 400.000 euros, 500.000 euros, 332.101 euros y 242.533 euros. La defensa alega que era dinero de préstamos y no de ingresos.

La Fiscalía concluyó que su declaración de la renta en el 2009 no fue una «imagen fiel» de su negocio. Si hubiese incluido dichos ingresos, la cuota tributaria habría ascendido a 1,47 millones de euros y tendría que haber declarado 436.472 euros, lo que no hizo.

La Fiscalía y el representante de Hacienda interrogaron al acusado sobre la sociedad panameña prestamista, así como su relación con Náuticas Saraiba y Playa Portiño y sus balances y contabilidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Acusado un empresario vigués por usar una sociedad de Panamá para defraudar