«?Mamma mía!? genera buen rollo»

La Voz

VIGO CIUDAD

Nina, en el centro de la imagen, encarna a Donna por segunda vez en su carrera.
Nina, en el centro de la imagen, encarna a Donna por segunda vez en su carrera.

El auditorio de Beiramar acogerá los últimos pases de esta obra protagonizada por Nina

09 abr 2016 . Actualizado a las 23:09 h.

Más de dos millones de personas han visto el musical Mamma mia! en España desde su estreno en el año 2004. Y ahora la toca el turno a los vigueses, que hoy aún tendrá dos pases (16.30 y 20.30 horas) para disfrutarla.

La actriz y cantante catalana Nina lidera y encabeza un magnífico elenco de treinta actores, en una producción que considera singular. «Durante 34 años de oficio he tenido el privilegio de participar en programas de televisión de gran éxito y en musicales de gran calidad, pero Mamma mia! es la experiencia artística más importante de mi carrera», afirma la cantante. Y lo explica de una forma sencilla: «Es un musical que genera ilusión, buen rollo, que entras en el teatro con un estado de ánimo y sales con otro». La base está en la propia popularidad que tienen las canciones de Abba, que son interpretadas en directo por un grupo de seis músicos y cantadas por los actores y actrices del espectáculo. Los espectadores no podrán ver a los música porque, al carecer el auditorio de foso, están situados detrás del escenario.

Aunque el musical ya se había estrenado en Londres unos años antes de que se hiciese la película protagonizada por Meryl Streep, la producción de la gran pantalla ayudo a llevar público. Sin embargo, Nina opina que después de ver ambos, «todos se quedan con la obra de teatro». La cantante ya protagonizó el musical hace unos años, aunque ahora muestra algunas diferencias. «Hemos evolucionado de forma bastante pareja. Estoy más tranquila, he madurado mucho. Y eso se refleja en una Donna menos histriónica, menos asustada, menos enfadada con la vida, con más sentido del humor, más tierna. Más de vuelta de todo. Yo creo que es una Donna más atractiva», concluye.