Condenado por vaciar la cuenta de su esposa para comprarse un piso, un coche y hacer inversiones

La Audiencia obliga a un vigués a devolver 46.000 euros a la que fue que su mujer durante dos décadas


VIGO / LA VOZ

Sacar dinero de la cuenta bancaria de la esposa en un régimen de separación de bienes para comprarse un apartamento, un coche y hacer inversiones privadas puede ser motivo de pleito. La Sexta Sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, ha condenado a un vigués a devolver 46.000 euros a la que, hasta el 2012, fue su esposa. El tribunal ve probado que el marido sacaba grandes sumas de la cuenta de su entonces mujer sin dar muchas explicaciones y en su exclusivo beneficio. Tras el divorcio, la perjudicada se encontró con un agujero en sus finanzas de hasta 135.000 euros.

El juzgado de instancia número 8 de Vigo dio la razón en el 2014 a la exesposa y condenó a su excónyuge a devolverle 46.612 euros. La Audiencia ratifica ahora esa sentencia y, además, ordena al exmarido que también pague los intereses.

La pareja se divorció en el 2012, tras casi 20 años de matrimonio en régimen de separación de bienes. Ambos trabajaban y cada uno tenía sus propios ingresos aunque el hombre, que era empleado de banca, gestionaba las cuentas de ambos que estaban domiciliadas en su propia sucursal. Cuando los cónyuges rompieron, la mujer descubrió que le faltaba mucho dinero en su cuenta personal y que su entonces marido, en su propio beneficio, le había detraído su capital para costearse la adquisición de bienes para él solo. Ella contrató a un perito que estimó que le faltaban entre 96.850 y 135.307 euros.

El exmarido lo negó todo y alegó que los recibos de los préstamos que había solicitado los cargaba en su propia cuenta y su entonces esposa nunca había realizado aportaciones para pagar las inversiones privadas de él. Y también negó que hubiese cogido dinero de ella para sustituir sus obligaciones de contribuir a los gastos familiares. Su perito aseguró que el hombre ganaba un salario mayor que el de su esposa y su patrimonio resultante era cuatro veces mayor. Otras cantidades que ingresaron, tanto uno como el otro, se consumieron en los gastos del hogar.

El tribunal siguió la pista del dinero y descubrió que el marido recibía traspasos de miles de euros que procedían de la cuenta de su mujer. El dinero fue destinado a la compra de un piso y un coche, así como pagar inversiones. Una perito concluyó en el juicio que «de ninguna manera el marido podría haber realizado sus inversiones con sus ingresos de salarios, préstamos y herencia y descontados sus gastos familiares». Los expertos también concluyeron que el nivel de la familia era superior a la media y el matrimonio disfrutaba de casa, coches y un barco.

La Audiencia ve detrás de la historia un enriquecimiento injusto y reprocha al hombre que no restituyese a su esposa el dinero tras el divorcio o que le hubiese abonado una cantidad justa. Como no pagó nada, le imponen el abono de los intereses de mora. Cabe recurso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Condenado por vaciar la cuenta de su esposa para comprarse un piso, un coche y hacer inversiones