Bronca entre dos ministras y Carmela Silva en la colocación de una primera piedra en Vigo

María Jesús Fuente Decimavilla
María Jesús Fuente VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

V Televisión

El gobierno municipal y el equipo de la ministra Fátima Báñez se enzarzan por el acto institucional de la nueva sede de la Seguridad Social

14 mar 2016 . Actualizado a las 18:00 h.

Lo que se presumía un acto simbólico de colocación de la primera piedra del edificio que acogerá la sede de la Tesorería de la Seguridad Social en Vigo, se convirtió en una trifulca entre representantes del gobierno local y del gabinete del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Cuando la titular de esta cartera, Fátima Báñez, se disponía a colocar los períodicos del día en la zanja conmemorativa, acompañada por la ministra de Fomento, Ana Pastor,el segundo teniente de alcalde de Vigo, David Regades, le increpó en voz alta que el Ayuntamiento debería de estar ahí. Ante la sorpresa de las dos representantes del Gobienro central, la primera teniente de alcalde y presidenta de la Diputación, Carmela Silva, le reprochó a Báñez: «No te preocupes, al final vamos a hacer esto después de siete años». No obstante, la ministra le traspasó un períodico a Silva, que colocó en nombre del alcalde Abel Caballero

Todo empezó cuando el representante de prensa del Ministerio de Empleo pidió al inicio del acto que todos los presentes se echaran hacia atrás para hacer más hueco a la prensa, entre los que se encontraban los concejales vigueses, a los que desconocía. Estos advirtieron que eran autoridades. Esta misma objeción fue efectuada por Carmela Silva a la salida del acto, a lo que el representante de prensa del Ministerio respondió que «para ser autoridad podía hablar con más respeto». Los ánimos se encendieron hasta el punto de que otro concejal socialista, Santos Héctor Ródríguez, salió detrás del periodista por la calle gritándole que no podía dirigirse de ese modo a la presidenta (de la Diputación). Al final, la sangre no llegó al río y cada uno se fue por su lado, no sin antes criticar Carmela Silva que el Gobierno en funciones no respete la lealtad institucional.

La Nueva Tesorería de la Seguridad Social estará situada en el edificio de la antigua Metalúrgica, en la calle García Barbón y en ella prestarán servicio 240 funcionarios. Atenderá 195.000 consultas anuales y 43.000 peticiones de empresa. El presupuesto es de 12 millones a invertir en 13.000 metros cuadrados. De lo que no se habló en el acto de hoy fue de su puesta en marcha.